MIS LIBROS

MIS LIBROS
PINCHA EN LA IMAGEN PARA SABER CÓMO CONSEGUIR LOS LIBROS DE LUHEMA

YO ESCRIBO, TÚ INTERPRETAS

YO ESCRIBO, TÚ INTERPRETAS

Escribe en el buscador aquello que te interese y pincha en "Buscar"




miércoles, 9 de abril de 2014

ES HORA DE HACER LIMPIEZA

Es hora de hacer  limpieza.
735000_4546406572535_205007497_nAhora ya no es tiempo de brujas para sacar las escobas, así que vayamos a por la aspiradora electromagnética para aspirar todas las ondas de forma que nos están obstaculizando y llenando de “parásitos astrales”.
¿Y cómo reconocer todo lo que hay que limpiar?- Voy a exponeros cómo lo hago yo. Me pongo a pensar en  algo que me frustró o me hizo sentir mal. Parece que sea una tontería pero funciona, y funciona porque me parece asombroso la de veces que repetí el mismo patrón de sufrimiento una y otra vez, y aunque disfrazado bajo otro contexto el fondo siempre era el mismo. ¿Y por qué se repite?
El primer paso para limpiar esa onda de forma es reconocerla y reconocer toda la estática que lleva consigo, que es una vibración negativa que atrae más cosas negativas o de igual frecuencia  y antes de desaparecer deja ese rastro de emociones…, pues eso, la cola  del cometa emocional es lo que hay que limpiar. Y no podemos quedarnos diciendo…, ¡es  mi karma y no puedo solucionarlo!. Si no  lo solucionas ahora, tendrás que solucionarlo más tarde, o si no, en otra existencia o quizá carne de tu carne tenga que hacerlo, y esto provoca un nudo, nudo de temor que  se repetirá enredándose cada vez más…
Tenemos que saber que existe todo tipo de defensas ante esa estática que enmascara, cubre y esconde perfectamente la raíz del problema llegándonos a creer en muchos momentos que no existe, pero una señal de alama nos está diciendo que algo no anda bien, algo está cortocircuitado por decirlo de alguna forma.  La negación, la defensa, el disimulo, son aliados de esta estática negativa pegajosa. Cuando negamos esa parte de nosotros mismos, esa forma de onda, cerramos los circuitos de  la memoria que nos conecta con lo intuitivo, con la solución.
Y todo comienza a limpiarse cuando admitimos que tenemos problemas, cuando sinceramente miramos nuestro interior, y este es el paso más difícil; que sería encender la aspiradora  y darle al botón de aspirado, y después sentarse literalmente y conscientemente, sin preocupaciones, sin nada que nos moleste, escuchar nuestro silencio  y familiarizarse con nuestro cortocircuito hasta ver qué lo produjo sin entrar en juicios, reconociendo todo el poder que se cedió, que se perdió.  Debemos perdonar nuestras imperfecciones,  amarnos y aceptar. Esas imperfecciones, esos defectos, mediante el proceso de limpieza se convierten poco a poco en luces iridiscentes como las imperfecciones de un cristal  y eso sucede cuando nos sentamos y limpiamos nuestras ondas de forma desde el amor.
Nuestra aceptación y comprensión de las cosas tiene el poder de iluminar como un Sol naciente. Nos pule, nos rompe la inercia de la estática negativa y nos hace crecer. Ahora ya sabes que tienes que utilizar la aspiradora del reconocimiento, la aspiradora de consciencia cuando sientas que repites patrones de sufrimiento… o que hay alguna onda de forma que está estática. Por ejemplo repites los mismos problemas con tu pareja, con tu hijo, con tus hermanos, en el trabajo…
Cuando estás sincronizado contigo mismo estás armónico, sin cronos- sin tiempo, en el ahora de tu tiempo, experimentando  en consonancia con la realidad.  Y en tono de humor, ahora ya sabes por qué las brujas utilizaban tanto las escobas y volaban con ellas para llegar a su objetivo.
©LUHEMA
601834_329845087118894_1877314023_n

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...