MIS LIBROS

MIS LIBROS
PINCHA EN LA IMAGEN PARA SABER CÓMO CONSEGUIR LOS LIBROS DE LUHEMA

YO ESCRIBO, TÚ INTERPRETAS

YO ESCRIBO, TÚ INTERPRETAS

Escribe en el buscador aquello que te interese y pincha en "Buscar"




miércoles, 21 de mayo de 2014

BAÑARSE DE SOL



EL SOL.
Todo comienza a verse distinto cuando despunta el día y aparece el Sol. “La luz”.
Desde ese mismo instante que sale el Sol naciente de un nuevo día, el mundo físico despierta  y comienza a percibir la verdadera realidad de las cosas, la lucidez, el color, el calor.
A todos nos ha gustado ver algún amanecer porque se enciende la chispa divina en nuestro interior y te aproximas más a la divinidad, a la luz. Y desde el instante que la claridad del Sol empapa todo tu ser, aumenta la consciencia  en el hombre.
Bañarnos del Sol al amanecer, es hacernos conscientes de  la luz que emana  del interior.
Bañarnos del Sol al amanecer es limpiar los miedos.
Bañarnos del Sol al amanecer, es terminar con las corrientes que amenazan la paz interior.
Bañarnos del Sol al amanecer es haber pasado el tránsito de la muerte y haber renacido de nuevo.
Cuando contemplas un amanecer, es que nace  un nuevo día y tú eres testigo de ello.
©Luhema

¿Has pensado en  el Sol como  referente para comprender mejor el tránsito por esta vida?
Una de las cosas más bellas que tiene  el vivir, es poder contemplar la salida o  el ocaso del Sol. Son instantes altamente mágicos y beneficiosos para nosotros, para nuestra alma. En esos momentos  justos de contemplación del astro rey nos desprendemos de todos nuestros traumas, miedos, pequeñeces que nos agobian y vemos la grandeza, lo sublime, lo importante de la vida fuera de nosotros y dentro también.
Su aparición por el horizonte  nos remueve por dentro de forma ordenada porque enciende nuestra chispa divina y se  adentra profundamente a nivel celular,  descodifica nuestras memorias, levanta el velo, saca a la luz la verdad, lanzando  rayos tibios de luz sobre nuestros miedos más oscuros.
El Sol es fuente de vida y de información. El Sol es el verdadero diseño de la perfección del plan divino. El Sol  es una manifestación suprema, un ser de luz plenamente consciente, y está explotando en un gran éxtasis espiritual.
El Sol influye muchísimo en nuestro desarrollo del ADN, por lo tanto en nosotros, en nuestras emociones, en nuestro estado de ánimo, es la vitamina D-e la vitalidad, del renacer y de esto ya éramos sabedores ¿sí? Pero no  nos olvidemos que es fuente de vida, de toda vida que hay sobre el planeta Tierra.
Se está hablando mucho del astro rey ahora en estos tiempos, y es muy normal, ha habido muchas épocas en las que el Sol ha cobrado  una relevancia especial, mística y ha sido el referente  en muchas civilizaciones antiguas como el padre, el creador.  Y es que   el Sol tiene una conciencia. La inteligencia se diseña a sí misma en forma de luz, por eso el Sol es luz, información.
El Sol es testigo de la historia de la Tierra y de cada uno de sus habitantes.
Tu sol interior y la gran consciencia  son lo mismo. Cuando tú no eras,  él ya sabía de  las glaciaciones, de los diluvios, de los desiertos, de las montañas, de los vegetales. En el Sol no hay sólo gases, hay mucho más y es por eso que la cultura egipcia  y maya  lo veneraba.

El Sol nos está despertando  la conciencia de la unidad, nos está activando a nivel celular y esto lo sientes, pero hasta ahora no lo habías notado con tanta intensidad, así  que; establece una conexión interior con tu sol y el Sol que ilumina cada día, él sabe de cada átomo, de cada pensamiento y de cada sentimiento. Mantente conectado con esa inteligencia  y él te dará más” vida” y más entendimiento.
©Luhema


No hay comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...