MIS LIBROS

MIS LIBROS
PINCHA EN LA IMAGEN PARA SABER CÓMO CONSEGUIR LOS LIBROS DE LUHEMA

YO ESCRIBO, TÚ INTERPRETAS

YO ESCRIBO, TÚ INTERPRETAS

Escribe en el buscador aquello que te interese y pincha en "Buscar"




lunes, 12 de enero de 2015

LA CALIDAD DEL TIEMPO.

Ya pasó la Navidad y quedó atrás ese tiempo en el  que todos nos hemos deseado buenos propósitos y hemos felicitado el año y todo eso... Pero os hago una pequeña reflexión que yo también me he hecho.
En ese tiempo de regalos, de visitas,  de dar lo mejor de sí mismo, de estar con nuestros mayores, de sentir el valor de las pequeñas cosas, me pregunto si hemos concebido el significado tan grande y beneficioso para el alma que tiene, la calidad del tiempo que podemos ofrecer y recibir de todos aquellos que están a nuestro lado.
Para muchos sigue siendo un esfuerzo mantener durante el año ese sentimiento que va diluyéndose conforme pasan los meses si no lo alimentamos y la excusa perfecta es que “no se tiene tiempo” tiempo para compartir, y de vuelta vuelve a resurgir  el sentimiento de fraternidad y amor cuando aparece de nuevo el mes de diciembre. Irónico ¿verdad?...
La calidad del tiempo que ofrecemos a los amigos, a la familia, a los ancianos, es importante sostenerla porque refuerza los lazos afectivos y de autoestima.  
Es preferible cinco minutos estando presente y en el ahora, que todo un día de compañía ausente, distante o distraído. 
Cuando paramos el tiempo de nuestras prisas, de nuestras obligaciones, de nuestro sinsentido y dejamos que ese momento respire, encontramos la calidad en el tiempo, nos sentimos bien,  en realidad  nos encontramos con la calidad de vida con sentido. 
 ¡Párate! Refuerza tus lazos afectivos sobre todo con las personas mayores, y contigo mismo. No te pierdas con las prisas porque no te llevarán a ningún lugar.
¿Puedes imaginarte la sensación de alegría que va a tener esa
persona cuando suene el teléfono , descuelgue y te oiga decir; “Hola, cómo estás” . Pues tengo que decirte que  el corazón da un salto de alegría cuando alguien piensa en ti y se toma tiempo para llamarte sólo para saber de ti, para charlar un ratito…”
El valor de las pequeñas cosas, los detalles que parecen no tener importancia, el placer de dar y el placer de recibir, no sólo es para el período navideño. Aprende a vivir el día a día con la calidad  suficiente para que te alimente el alma. La calidad del tiempo te regala espacio para pensar, para sentir, para amar.
©Luhema


No hay comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...