MIS LIBROS

MIS LIBROS
PINCHA EN LA IMAGEN PARA SABER CÓMO CONSEGUIR LOS LIBROS DE LUHEMA

YO ESCRIBO, TÚ INTERPRETAS

YO ESCRIBO, TÚ INTERPRETAS

Escribe en el buscador aquello que te interese y pincha en "Buscar"




lunes, 19 de enero de 2015

LA SALA DE LAS RESPUESTAS


Fotos de,Brooke Shaden 
Desde siempre me he hecho infinidad  de preguntas, preguntas muchas veces sin  contestación, pero jamás he cesado en mi fascinación por saber,  conocer e interesarme por los misterios de la vida, y tal fue mi insistencia en obtener respuestas, que un día me desvelaron un gran secreto. 
“Hay una sala de las respuestas”- Me dijeron.  -Guardada por siete llaves de plata, y escondida para los ojos que no saben ver, un lugar a cielo abierto donde únicamente  van los despojados de prejuicios dispuestos a escuchar al viento susurrar en sus oídos la cara y la cruz  de la vida.
-Esto me dejó todavía con más inquietud, con más preguntas. ¿Qué hay un lugar…? ¿Dónde…? ¿Es físico?, ¿cómo se llega? Y sobre todo, ¿quién responde?... ¿ Y si lo sabe todo , es un Dios, una consciencia, qué es?...¿O es el lugar  en sí mismo quien responde?, ¿ ese lugar está dentro de mí, está fuera de mí?...
Dicen que hay que emprender un viaje muy largo hasta llegar a ese lugar encontrándote con  muchos obstáculos…, huellas, rastros de vida, fracasos, caídas…, desafíos… Me dijeron que antes de entrar en "la sala de las respuestas" hay que  apartar los pensamientos, porque  apenas uno sólo  acerca de lo crees que puede ser,  te llevará al lodo profundo de la duda. Que además, tienes que fundir todos tus sentidos en uno sólo. Unir mente y corazón. Y que también tienes que encontrar  la fuente de agua  cristalina dónde lavar tus ojos del alma para que salgan del ensueño.
Una vez hecho esto,  hay que caminar hacia el norte con paso firme. Tras el hielo circundante  aparecerán los  espejos que  de bote pronto  reflejarán toda tu desnudez  y si es así, la transparencia de tu reflejo comenzará a mostrarte el siguiente paso a seguir, dicen que estos destellos desvelan cientos, ¡qué digo!; miles de años de sabiduría y dan calor al corazón dormido. Dicen que allí escuchas tu verdadero nombre, dicen que allí lo grabaste.
Me contaron que hay que estar dispuesto a recobrar la libertad plena, y que muchas veces corres el peligro de no saber qué hacer con ella. Me advirtieron que en esa sala te encuentras con todas las posibilidades, con todas las creencias, con todas las virtudes y con todos los aprendizajes, y  a su vez, con tus recónditos escondrijos dónde la sombra se disimula.  
Me dijeron que en esa sala  cuesta caminar, pues la “no gravedad” te despega del suelo, del abismo de la materia para que tengas otra perspectiva  de la vida .

Y así me afirmaron:- Todas las respuestas pesaban demasiado para llevarlas contigo durante el viaje de la vida en la Tierra, no estabas preparado para tanta carga, para tanta información   y  tú mismo decidiste un día  dejar  velado y a buen recaudo en ese lugar los asuntos que creías innecesarios, pero al recordar, al vibrar más alto, te diste cuenta que precisabas, que  te era esencial  esa  luz- información, esas semillas de conocimientos  que dejaste para seguir adelante.
Me dijeron;-Si quieres conocer las revelaciones en este ahora, tienes que acceder a “la sala de las respuestas” y descubrir  en qué se convirtieron las semillas mientras preguntabas, mientras sentías. Quizá cuando entres en “la sala de las respuestas” te encuentres con  un frondoso bosque; “El jardín de las hespérides”  con sus frutos; las manzanas doradas que guardan la inmortalidad del conocimiento.


Este es un relato lleno de paradojas, una parábola que esconde entre sus líneas del tiempo un mapa a seguir para poder atisbar dónde  y cómo trabajar  nuestra mente condicionada,  sorteando los afilados dientes  de la vida/ muerte.
Saber… Conocer ese es  el centro de gravedad. Ya decía el gran maestro Jesús “la verdad os hará libres”. Liberar la consciencia de la mentira y del engaño de la materia, para que tu corazón libre se abra al entendimiento profundo de la vida.
-Date el permiso para entrar en ese espacio, en esa “sala de las respuestas”, prepara tus oídos para la escucha de las verdades eternas, entrena tus ojos para ver la luz que no deslumbra  y aúna todos tus sentidos para despertar todas tus facultades dormidas . 
Quizá no podamos acceder a todas las respuestas por nuestra condición humana, pero   la ley del conocimiento disipará tu confusión haciendo vibrar  lo profundo en ti y eso será el mejor de los bálsamos en esta existencia, porque tu espíritu será la voz  y la coherencia en tu proceder.
Entra en ese espacio sagrado y haz tu pregunta, seguro que recibirás la mejor contestación, la mejor de las respuestas. Yo entro en LA SALA DE LAS RESPUESTAS

©Luhema
Fotos de Brooke Shaden 

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...