MIS LIBROS

MIS LIBROS
PINCHA EN LA IMAGEN PARA SABER CÓMO CONSEGUIR LOS LIBROS DE LUHEMA

YO ESCRIBO, TÚ INTERPRETAS

YO ESCRIBO, TÚ INTERPRETAS

Escribe en el buscador aquello que te interese y pincha en "Buscar"




martes, 17 de marzo de 2015

HABLAR, HABLAR Y SEGUIR HABLANDO...

Hablar,hablar y seguir hablando…

Hay un proverbio  árabe que dicta así, "No hables si lo que tienes que decir no es más bello que el silencio"  
Hay veces que la gente no para de hablar. No se permiten una sola pausa para quedarse simplemente en silencio y ser.
Aunque parezca mentira no soy de muchas palabras, y la gente que me conoce bien lo sabe,  pero sí de conversaciones sinceras que resuenen en mí, sí de soy de risas  y de diversión que llene el alma, de cosas que me apasionan, pero no de conversaciones huecas o vacías que chupan la energía.  Y no sé por qué motivo cada vez hay más personas que  hablan y hablan y no hay contenido en sus palabras. ¿Hablan para ocultarse detrás del ruido o detrás de un estado de nervios o de justificación?   ¿Qué sentido tiene no decir nada?
Inclusive hay gente que habla sola porque no pueden permanecer callados, o más bien no toleran el silencio.  Tiene que haber ruido que les distraiga para no pensar en lo esencial, y necesitan  hablar porque eso les hace anclarse a su personalidad, a lo que son hacia afuera. Las palabras crean ilusiones y quizá esa sea la clave del porqué uno se aferra a ello sin ton ni son.

Un día vino una visita y se extrañó que mi casa estuviera tan en silencio, diciéndome, no sé cómo puedes estar así.-Así cómo, le dije. Y me argumentó.- Tan en silencio, es extraño, mi casa parece Troya,  yo no podría estar callada ni dos minutos. - Ese es el problema contesté, el ruido está bien en ocasiones, pero yo con el silencio me acompaño, me sano, me encuentro… Y mantuvimos una buena conversación al respecto.  Después me dijo,  yo venía a contarte un problema y ver qué solución me dabas,  pero con este tema, el del silencio y el de la palabra, se me olvidó...,  aunque ya sé...,ya me has contestado…
  
Y bien; me gusta hablar, me gusta el silencio, escuchar música, acompañarme de lo que la vida me da. Pero amigos, es tan importante saber que las palabras, todas ellas, tienen una resonancia que es mayor que la del silencio que lo que yo diga no lo puede llenar ¿sabíais?
El verbo, la fuerza de las palabras tienen un gran poder creador tanto  positivo como negativo, así que tendríamos que comenzar a aprender la gran fuerza y potencial que tiene nuestro sonido cuando pronunciamos palabras, frases…, antes de lanzarlas al aire. Ellas describen todo un paisaje de lo que hay dentro de nosotros.
En mi libro “La mágica fuerza de las palabras”  concluyo uno de los capítulos con  esta frase.
No hay palabras sordas, no hay mensaje baldío para un corazón sincero, que la voz, vuestra voz, resuene en el templo sagrado de vuestro ser.

©Luhema
 ESTOS ARTÍCULOS PUEDEN INTERESARTE 

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...