MIS LIBROS

MIS LIBROS
PINCHA EN LA IMAGEN PARA SABER CÓMO CONSEGUIR LOS LIBROS DE LUHEMA

YO ESCRIBO, TÚ INTERPRETAS

YO ESCRIBO, TÚ INTERPRETAS

Escribe en el buscador aquello que te interese y pincha en "Buscar"




martes, 7 de abril de 2015

SÓLO SE PUEDE HABLAR DEL SILENCIO CUANDO LO HAS CONOCIDO.


SÓLO SE PUEDE HABLAR DEL SILENCIO CUANDO LO HAS CONOCIDO. Pero esto no es un condicionante, amigos.
Poetas, artistas, escritores y todo tipo de creativos han hecho mención al silencio. Hay tantísimo escrito sobre el silencio que desde luego no voy a volver a incidir en todos los tópicos sobre el silencio.  Mi aportación a esta revista siempre la he basado en experiencias propias sobre los viajes, viajes unas veces de trabajo, otras de placer, y si hay una controversia sobre el silencio es en los viajes, porque desde luego que hay silencios, los hay. Silencios dentro de una algarabía, de un trajín de ir y venir …, silencios espirituales, silencios reflexivos, silencios en las gentes, silencios en las miradas, silencios en alma …
No he tenido que pararme a pensar mucho para escoger un lugar en el que de verdad pude conocer el silencio, porque para hablar del silencio hay que conocerlo. Pero resulta que el silencio nunca es tal señores, cuando el silencio se silencia entonces comienza a aparecer su lenguaje, su escritura, su sonido, su imagen, su dimensión extraordinaria…
¿Dónde podéis creer que tuve una experiencia vital sobre el silencio que me marcó hasta hoy día? ¿En qué lugar de este planeta puedes adentrarte en ese espacio, en esa senda silenciosa si se puede decir que hay un lugar para ello?- Seguro que tú tienes en mente ese lugar especial en el que puedes encontrarte con el silencio, que puede que sea  en medio del bosque, en el mar, en lo alto de una montaña, en la profundidad de una caverna, y si me apuras inclusive podemos imaginarnos en el espacio cósmico donde podemos idear  el más absoluto de los silencios. Aunque el silencio también está asociado a una actitud consciente, a un ejercicio de contemplación, de meditación, a un estado Zen.
Os voy a hablar de mi lugar especial. He experimentado esa sensación de vacío silencioso, de silencio interior en muchos rincones que he visitado, y aunque no lo creáis hasta en medio de una gran multitud de gente. En su día aprendí a evadirme en momentos puntuales cuando no puedes más de tanto ruido externo y también interno, y me pasa algo muy curioso cuando entro en lugares sagrados y, es que el murmullo comienza a difuminarse e irrumpo en un estado de silencio interior abriéndome a las percepciones del lugar , y eso es para mí una forma de silenciarme que no tiene comparación. Pero a lo que iba, que me voy del tema. Si hay un lugar especial dónde el silencio cobra una dimensión diferente es dentro de la gran pirámide de Egipto, concretamente en La Cámara del Rey. Una experiencia intensa, tanto que sobrepasa la barrera del silencio  y que un día os contaré.

Os puedo asegurar que no supe del hermano silencio hasta que no me aventuré a vivir una experiencia en pleno desierto de Matmata a las puertas del Sahara junto a los hombres y mujeres del lugar.
"Sobrevive al  silencio del desierto" decían, porque aunque no lo creáis, en el desierto hay  un silencio aterrador si bien subyace una vida increíble porque hay un sinfín de ruidos y de siseos que te mantienen en un estado de alerta y desconocimiento de lo que está ocurriendo bajo la arena.    ( Sólo los Tuaregs conocen el lenguaje silencioso del desierto). Y esa, y justo en ese lugar, fue una de las experiencias más intensas que sentí sobre el silencio. 
.Luhema©

Así  con esta intensidad, cuando estaba más perdida, cuando más lo necesitaba llegaron estas sabias palabras a mi vida y tiempo después, escribí sobre esta experiencia.
Quizá sea porque caminar bajo el sol del crudo desierto invita al recogimiento, al silencio, a la contemplación de uno mismo dentro del mundo, a caminar desprendido sin acarrear más peso que el necesario, tal vez sea por eso que el alma noble sale al encuentro de uno mismo.
Posiblemente todos nosotros en el vasto enjambre de la ciudad nos perdamos en  nuestra vida porque nos distraemos con demasiadas cosas.  En realidad nos perdemos dentro de nosotros mismos, dentro de nuestras carencias, de nuestras creencias, de nuestros deseos, invadiéndonos los espejismos.
Necesitamos llenarnos de silencios  y colmarnos de aire puro para respirarnos y conocernos dentro de la fina arena del tiempo. Necesitamos  mirar el gran manto de la noche, contemplar la luz de las estrellas  que  harán  que no perdamos el rumbo de nuestra vida. Necesitamos salir al encuentro del hombre noble que habita en nosotros.

 Y JUSTO EN ESE LUGAR Y DESDE MI EXPERIENCIA CONOCÍ EL SILENCIO. 
(Relato)
Dicen que allí, justo allí, el silencio habla, los latidos del corazón se escuchan como melodía, los ojos se cierran para ver lo verdadero y que el guerrero del alma abre una puerta para presentarte a aquel que todavía desconoces y este personaje te sacude del letargo y que fielmente te coge de la mano para siempre.
Pero antes  me dijeron que tendría que enfrentarme con mi mayor  enemigo, yo mismo, mis silencios , mis miedos y mis heridas burbujeantes.
Dicen que en ese lugar, justo allí corre extrañamente una suave brisa que enjuaga tus lágrimas del alma y cicatriza las heridas de tu corazón, dicen…, eso dicen.
Dicen que las voces que trae el viento giran a tu alrededor para que la luz salga de su escondite.
Dicen que en la mañana también aparecen las estrellas para que no te pierdas más en las noches oscuras del alma.
Dicen que el silencio se respira,  te alimenta y pierdes el miedo a vivir.
Dicen que allí el amor te hace...
Y sí,  yo abrí los ojos en ese lugar y vi, vi a través de mi corazón y a través de mis sentidos, y
a través de todos los poros de mi piel y ya nada fue igual.
Afirmo que desde allí sucede todo eso, emprendes el viaje de regreso a tu corazón, el viaje de
los viajes, el regreso al hogar. El reencuentro con el silencio. Mi hogar. 
©LUHEMA
ENCUENTRA JUSTO ESE LUGAR, ENCUÉNTRALO. 
ENCUÉNTRATE CON EL SILENCIO
Artículo publicado en la revista "Letras y Algo Más" del mes de Abril.2015

PD: Las fotos son de mi autoría y están hechas en Matmata, en las dunas de Gafsa y en lago Chot-el-Jerid, y por cierto aunque no lo parezca porque el Sol estaba escondido, estábamos rondando los 48 grados centígrados.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...