MIS LIBROS

MIS LIBROS
PINCHA EN LA IMAGEN PARA SABER CÓMO CONSEGUIR LOS LIBROS DE LUHEMA

YO ESCRIBO, TÚ INTERPRETAS

YO ESCRIBO, TÚ INTERPRETAS

Escribe en el buscador aquello que te interese y pincha en "Buscar"




viernes, 3 de julio de 2015

ESTOY CANSADO



Estoy cansado.
Hay muchas personas que están en éste estado; cansadas, hastiadas, pero más que el cansancio físico, es el cansancio del alma el que se hace insostenible.
Esta misma mañana cuando meditaba, entré en un espacio en el que escuché a una persona afligida por su cansancio álmico. Sentí su peso, sentí su propio cansancio que ahora os traslado con su permiso y luego, mi reflexión:

Estoy cansado de los reproches, de seguir esperando un cambio de actitud, un cambio de consciencia, estoy cansado de promesas que nunca llegan a cumplirse, estoy cansado de llenar mis ilusiones, pensando que…, estoy cansado de que no tomes mis palabras en cuenta, estoy cansado de que no me escuches…, estoy cansado de ver que no hay amor en ti, estoy cansado de tu irascibilidad sin razón, voy a silenciarme, me vuelvo sobre mí para re-encontrarme. Estoy cansado…

Desde luego jugamos con muchos mecanismos inconscientes  para agotar a otra persona y a nosotros mismos. Y apenas somos conscientes de ello hasta que una voz de alarma se atreve a resonar con ese suspiro diciéndonos ESTOY CANSADO. 
Naturalmente agotamos a otra persona cuando gota a gota menospreciamos sin pizca de sensibilidad sus actos cotidianos, cuando lo hacemos prisionero de un afecto, agotamos a alguien cuando llevamos anotado en la libreta del resentimiento años y años todo en lo que falló y a la mínima de cambios lo volvemos a sacar a relucir. Agotamos a nuestra pareja, a nuestros amigos cuando especulamos, cuando nos mueve el interés, la agotamos cuando le exigimos, cuando marcamos unas normas, cuando la atamos a nuevas esperanzas sabiendo a ciencia cierta que no van a cumplirse.

Pero también somos nosotros mismos los que nos agotamos de sostener algo insostenible por el convencimiento de mil cosas; ...que cambiará, que es pasajero, que es la última oportunidad, ¿pero para quién?…
Nos agotamos por luchar, por retener, por no soltar y dejar ir. 
Nos agotamos porque pensamos que ya no tenemos libertad, que estamos atados de pies y manos y que nos es imposible salir de ahí. 
Nos agotamos porque le tememos al cambio.

A ti, si verdaderamente amas, escucha los mensajes de la luz que te llegan como un  susurro. Estás sosteniendo un pulso para “darte cuenta” que la forma más eficaz de recuperar fuerzas es el descanso, es la libertad, es recuperar tu poder, es amarte. Tienes que convertirte en in-acción para comprender, porque desde ahí, desde la in-acción, no te llenas de pensamientos, planes, apegos, compromisos y haces que el orden divino mantenga el equilibrio. Tu equilibrio. Así que no pierdas más energías y descubre que tú mismo eres el responsable por cómo te sientes.

©LUHEMA

Artículo de sensibilidad.
TEXTO EXTRAÍDO DE LA PELÍCULA ” LA MILLA VERDE”.

“Estoy cansado del dolor que siento y oigo, jefe.
Estoy cansado de vagar por las calles, solo, 
como un tordo bajo la lluvia, sin nadie que me acompañe
o me diga a dónde vamos y porqué.

Estoy cansado de ver que las personas
son malas unas con otras.
Es como si tuviera trozos de vidrio en la cabeza.

Estoy cansado de las veces que intenté ayudar y no lo conseguí.
Estoy cansado de la oscuridad y, sobre todo, del dolor.
¡Es demasiado!. Si pudiera, acabaría con él, pero no puedo.”


No hay comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...