MIS LIBROS

MIS LIBROS
PINCHA EN LA IMAGEN PARA SABER CÓMO CONSEGUIR LOS LIBROS DE LUHEMA

YO ESCRIBO, TÚ INTERPRETAS

YO ESCRIBO, TÚ INTERPRETAS

Escribe en el buscador aquello que te interese y pincha en "Buscar"




lunes, 9 de noviembre de 2015

PREFIERO CREER PARA VER, QUE VER PARA CREER.


Por una conversación que he tenido este fin de semana quiero compartiros este concepto.  Es el siguiente y el que yo prefiero;" *”Creer para ver” que,  “ver para creer”*
Y no es que yo crea a pie juntillas todo lo que se ponga ante mí, pero sí siento que  hay fuerzas intuitivas, invisibles que percibe el ser humano, que están ahí, y de manifiesto pongo a la física cuántica que intenta explicar el mundo de las partículas que aparecen y desaparecen durante el llamado quantum de tiempo. Estamos condicionados a creer que el mundo exterior es más real porque lo vemos, pero  “el hecho de ver” tampoco garantiza la certeza absoluta de que existe de la forma en la que se expresa, ya que  nuestros sentidos  físicos continuamente nos engañan.

Tienes que creer en ti para ver realizados tus sueños, tienes que creer que puede existir otra alternativa, otra posibilidad para que ésta se presente. Tienes que creer que tú puedes. Tienes que creer que existen infinitas posibilidades y así podría seguir…

Sé que mucho del escepticismo viene dado porque nos han hecho creer o estudiar la historia según la han escrito los vencedores, una historia no del todo cierta,  nos han hecho creer en una religión  que se contradice, nos han hecho creer en un dios o en unos preceptos caducos. A efectos sociales y políticos nos han hecho  promesas que no se cumplen, etc…,  por eso  un gran número de personas se sienten engañadas, han cerrado la puerta a su mente más intuitiva y la han abierto de par en par a lo más racional en la que  se exigen a sí mismos este concepto; “primero ver para después creer”.  Eso es o se llama desconfianza, caminar por la senda de lo materialmente visible  para no dejar que la magia se haga en uno, se haga en ti, que la sincronicidad se presente y no la reconozcas. Para mí es dejar fuera de cobertura a tu ángel y prescindir de todas las infinitas señales que están ahí para ayudarnos.

Aunque estoy convencida que aquellas personas que dicen “Si no lo veo no lo creo” en un momento determinado de sus vidas se les presentará   una disyuntiva con este término que las pondrá en jaque  y que “hará tambalear sus creencias” así que, tiempo al tiempo…
No quiero caer en el tópico de la fe, pero no está de más recordar esto: “bienaventurados los que no vieron, y creyeron" (Jn. 20:28-29).
Fe. Creer en nosotros mismos, en lo que somos y en los talentos que tenemos, en el talento de las personas, es sinónimo para que un día  podamos ver lo que hemos creído


©LUHEMA

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...