MIS LIBROS

MIS LIBROS
PINCHA EN LA IMAGEN PARA SABER CÓMO CONSEGUIR LOS LIBROS DE LUHEMA

YO ESCRIBO, TÚ INTERPRETAS

YO ESCRIBO, TÚ INTERPRETAS

Escribe en el buscador aquello que te interese y pincha en "Buscar"




jueves, 26 de mayo de 2016

DESALIENTO



EL DESALIENTO.
Cuenta la historia que un día, el diablo decidió retirarse de su actividad y vender sus herramientas al mejor postor. Cuando llegó la noche de la venta, tenía preparado todo su material, que por cierto, era un lote siniestro: ODIO, CELOS, ENVIDIA, MALICIA, ENGAÑO... y todo lo malo que puedas imaginar.
De entre todas las herramientas había una muy gastada, como si hubiese sido usada muchísimas veces. Sin embargo, era más cara que el resto de las herramientas. Alguien le preguntó al diablo, cual era esa herramienta tan cara. "DESALIENTO" fue la respuesta.
¿Por qué su precio es tan alto?, siguió preguntando. Porque esa herramienta, respondió el diablo, es la más útil de todas, con ella puedo entrar en la conciencia de las personas y una vez dentro, por medio del desaliento, puedo hacer de esa persona lo que se me antoje.


Así que cuidado con el desaliento, y si te invade, que sea por unos pequeños instantes. Tienes que mantenerte siempre alerta, pues el desaliento es el estado de ánimo con más baja vibración y puede llevarte al mismo abismo personal. 

Que una caída emocional, una situación económica difícil, laboral, personal, familiar o de salud… Que un engaño, una traición o un desamor no nos ancle al estado más denso, el desaliento. Porque el desaliento resta savia, absorbe el hálito de vida y, nos será muy difícil volver a encontrar el dinamismo y la pasión por las cosas de la vida. 

Entiende que el desaliento del guerrero es fugaz, pasa por él, lo reta y lo vence porque cuenta con una poderosa arma, el amor y su fortaleza interior (entusiasmo) un don del cielo, la divinidad en mí, “en-theós”. Sabe que no está solo, que tiene muchos aliados y dones a los que agarrarse. 

No podemos darnos el lujo de dejar que la llama dentro de nuestro corazón se extinga por el desaliento.
 ©LUHEMA

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...