MIS LIBROS

MIS LIBROS
PINCHA EN LA IMAGEN PARA SABER CÓMO CONSEGUIR LOS LIBROS DE LUHEMA

YO ESCRIBO, TÚ INTERPRETAS

YO ESCRIBO, TÚ INTERPRETAS

Escribe en el buscador aquello que te interese y pincha en "Buscar"




miércoles, 18 de julio de 2018

Ahuyentador del aojo



Aquí va uno de los objetos curiosos de mi colección.
( Foto de Luhema)

Este amuleto lo compré en uno de mis viajes a Pérgamo, si indagas sobre este tipo de estatuillas o símbolos fálicos podrás ver que entorno a ellos había todo un culto en diferentes culturas, en la egipcia, en la greco-romana, y en la antigua india estas esculturas aluden no solo a la fertilidad, sino también a principios abstractos de creación... 
Hay representaciones en mosaicos, en estatuillas, en esculturas de grandes proporciones, en cuadros…, y todo esto se encuentra a lo largo y ancho del planeta, solo hay que tener los ojos bien abiertos para poder localizarlos.  
Los amuletos fálicos, a menudo alados, fueron omnipresentes en la cultura romana, y también se representaron en joyas, en lámparas… Conjuros, remedios, ofrendas y amuletos eran habituales para ganar el favor de los dioses, conseguir buenos augurios o combatir el mal de ojo. 
Uno de los símbolos más importantes dentro de estas creencias era el “Fascinus”, un falo que podía presentar gran diversidad de modificaciones y añadidos. Su origen es muy antiguo, asociado al dios griego de la fertilidad, Príapo, que en el mundo romano solía denominarse Fascinus o asociarse con Baco. 
Príapo era una antigua divinidad greco-romana que se representaba como un pequeño hombre barbudo, normalmente un viejo, con un pene desproporcionadamente grande. Su mayor presencia estaba en el mundo rural, puesto que era el símbolo del instinto sexual, de la fecundidad masculina, y el protector de las huertas y jardines. En este sentido, la población rústica empleaba esta deidad y sus representaciones como fórmula mágica para neutralizar el mal de ojo contra la envidia de las personas y para potenciar la sexualidad. 

La envidia solía ser el principal motivo de mal de ojo, conocido como “invidere”. Creían que el poder de la envidia, de “mirar con malos ojos”, podía atraer el mal de ojo sobre una persona. Por ese motivo, durante el desfile del Triunfo, las vestales colocaban colgantes de “fascinus” bajo el carro, para proteger al general triunfador de la envidia que muchos podrían tenerle, así nos lo cuenta la historia. 

Una de las utilidades más notables de este objeto sobre todo y como vengo diciendo a lo largo de este artículo, era como protección del “mal de ojo”, se decía que colocado en la entrada de los hogares espantaba a la brujas y los malos espíritus ya que al ver aquello tan desproporcionado y descomunal salían huyendo y desistían de sus malas intenciones… 

©Luhema

 El simbolismo del falo: atraer, encantar, seducir, maravillar, alucinar,
asombrar, deslumbrar, embelesar, hipnotizar,
sugestionar, embrujar, desencantar, repeler

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...