MIS LIBROS

MIS LIBROS
PINCHA EN LA IMAGEN PARA SABER CÓMO CONSEGUIR LOS LIBROS DE LUHEMA

YO ESCRIBO, TÚ INTERPRETAS

YO ESCRIBO, TÚ INTERPRETAS

Escribe en el buscador aquello que te interese y pincha en "Buscar"




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

jueves, 16 de mayo de 2019

CAMBIA, TODO CAMBIA



Cambia todo cambia, 

Como decía la canción de Mercedes Sosa «cambia todo cambia…» 

Y aunque parezca mentira y pienses que tu vida está estancada, atiende a estas mis palabras. 

Hoy en tu vida todo es diferente, porque tú eres diferente, porque has evolucionado, porque has pasado por experiencias de vida que solo tú conoces. 

Primero, y estoy convencida de ello que, empiezas a entrever que nosotros somos los que condicionamos nuestras vidas. Hasta hace muy poquito tiempo pensábamos que la culpa siempre estaba fuera de nosotros. 

Ahora asimilamos que las diferentes formas de pensamiento y las diferentes creencias acarrean efectos, y que lo que sembramos en el presente, nuestras reflexiones, nuestros sentimientos, serán la semilla del futuro y ¡fíjate!, tan solo conocer este axioma nos concede un grado de responsabilidad y de libertad muy superior al que tuvimos tiempo atrás. 

Ahora todas nuestras experiencias vividas, las reconocemos como parte de nuestro aprendizaje, y además nosotros optamos si ahora las seguimos abrazando desde el dolor o desde la comprensión de lo sucedido, y además ahora podemos concedernos el propio perdón si es el caso. De esta forma, al analizarnos, cuando volvamos a tener experiencias traumáticas nuestro nivel de consciencia será distinto y distintas serán las emociones que albergaremos. 

Ahora nos permitimos sentir y, lo mejor de todo, reconocer en nosotros los episodios de dolor, tristeza e ira, porque ahora somos conscientes que tras esas emociones densas se encuentra también una lección de vida y un maestro. 

Ahora tenemos la experiencia de rastrear, rastrear nuestros comportamientos, nuestro ego, rastrear para poder identificar el deseo que nos origina el sufrimiento o la insatisfacción, y por lo menos damos el primer paso para reconocer las causas de nuestra irritabilidad. 

Así que, reconocer y reducir las posibilidades de autoengaño ya implica liberación y despertar. Eso antes, tiempo atrás, quizá unos años atrás, era impensable. 

La paz y el bienestar los encontraremos en la aceptación de cada momento aunque sea desagradable y aunque no sea lo que esperábamos, y eso hoy lo sabemos e intentamos ponerlo en práctica. ¿Ves cómo todo ahora es distinto? ¿Ves cómo está tu nivel de consciencia ahora? ¿Además te has dado cuenta que cada vez más personas están siendo conscientes de estos cambios? 

Todo esto está sucediendo… Y aunque todavía queda mucho camino por andar, solo me queda decir; sigo confiando en aquel proyecto que se planteó para la humanidad. 

Sigo creyendo en que se puede dar ese salto cuántico. Gracias, Gracias Gracias. 

©Luhema

miércoles, 15 de mayo de 2019

LAS CAUSAS DEL SUFRIMIENTO



El dolor es físico, el sufrimiento es mental. El sufrimiento se debe totalmente 
al apego o la resistencia. Es un signo de nuestra renuencia a avanzar, a fluir 
con la vida. Aunque toda vida tiene dolor, una vida de sabiduría está libre de sufrimiento.
Una persona sabia es afable con lo que no puede evitarse y no sufre. 
Conoce el dolor pero éste no la perturba. Si puede, hará lo necesario para 
restablecer el equilibrio. Si no, dejará que las cosas sigan su curso.
Nisargadatta

jueves, 25 de abril de 2019

NO QUIERO SER TAN SENSIBLE





Muchas veces me te topado con personas que dicen: —Ya me gustaría no ser así de sensible o tomarme las cosas tan a pecho, así no sufriría tanto—. Pero la naturaleza de las cosas, y de las personas es cosa difícil de cambiar. Además esa naturaleza propia es lo que nos identifica, además, si tú cambiaras tu esencia, dejarías de ser tú. 

Tener esa sensibilidad a flor de piel es un acto de valentía, no todos tienen la capacidad de sentir de la forma en la que sientes tú. Ese sufrimiento por empatía es lo que surge al penetrar en el alma del otro. Es lo que nos humaniza. Pero también te digo más, no te ahogues en el sufrimiento, pues de nada sirve que no puedas salir de ahí, y la clave para sobreponerte es sentir amor, un amor que libera y que comprende cualquier situación o acción que va por encima de los deseos, y del ego. 
Es necesario ante esta forma de sentir el sufrimiento, que tengas una actitud activa y transformadora para que te eleves por encima del dolor, porque nadie más que tú conoce las heridas de tu vida y de historia, tus limitaciones y tus complejos. Tienes una enorme responsabilidad ante ti, ante cada acción que tomas y ante cada paso que das en la vida. Sentir siempre es una virtud. 
Recuerdo una frase que dice; —El dolor es inevitable, pero el sufrimiento sí que puede ser transcendido. Piensa en esto, hazlo por ti. 

©Luhema

martes, 9 de abril de 2019

EL ENEMIGO INVISIBLE.



"Formamos parte de una sociedad tan enferma que
 a los que quieren sanar se les llama raros 
y a los sanos se les tacha de locos" 
(Jiddu Krishnamurti) 



La mayoría de adultos solemos seguir al dictado las directrices determinadas por la sociedad, la política y la religión. ¡Ah!, y también la familia. De ahí que rechazamos sistemáticamente lo que parece nuevo y por supuesto, los cambios, porque solo los hemos aceptado cuando no ha quedado más remedio y eso siempre suele generar ansiedad. Tanto es así, que ponemos en marcha mecanismos de defensa para garantizar la parálisis. 

El primer recurso que ponemos en marcha para la detención es EL MIEDO. Y es el que más se utiliza como elemento de control social. Si no, párate y da un vistazo a tu alrededor. Miedo a tener cierta enfermedad, miedo a perder la economía, miedo a ser invadidos por emigrantes, etc… Solo tienes que mirar las noticias para ver que gran cantidad de ellas, están cargadas con elevadas dosis de negatividad para provocar e inocular miedo en la sociedad. 

Tras el miedo aparece el autoengaño, ya que para cubrir al miedo jugamos con esta falsa realidad. Nos mentimos a nosotros mismos, por supuesto inconscientemente para no tener que hacer frente a esta realidad y así no tener que saltar esa barrera del miedo. De ahí que lo común sea que nos encontremos con personas que al igual que nosotros no hacen el esfuerzo de salir de ese autoengaño. 

Con este tipo de actitud sostenida en el tiempo es normal que uno se sienta agotado, cansado físicamente y mentalmente, porque no damos opción a vivir una vida que se salga de nuestros esquemas y surge la resignación que mata la creatividad y las ganas de vida, y así definitivamente asumimos el roll de víctima frente a nuestras circunstancias. 

Pero aquí no queda todo, al auto-sabotearnos aparece la arrogancia y el cinismo para nuestra supervivencia en lo absurdo, ya que el escepticismo alcanzado nos hace ser arrogantes impulsivamente contra aquellas personas que sienten y piensan distinto, porque ellas sí que han tenido el valor de saltar la barrera del miedo y eso inconscientemente nos provoca irascibilidad. 

Y por último existe otro mecanismo de defensa que es la pereza. La palabra pereza procede del griego acedia, que quiere decir "tristeza de ánimo” O sea, quien no hace con su vida lo que intuye o sabe que debía hacer y no hace. 

En fin, desde que nacemos se nos dice o se nos marcan los caminos para convertirnos en ciudadanos que aspiran a conseguir un buen trabajo, una buena profesión, capaces de formar una familia, consumidores, dependientes de un sistema , pero no se nos enseña a gestionar nuestras emociones, ni a convertirnos en lo verdaderamente somos… porque eso genera personas nuevas, capaces de ser dueñas de sí mismas, y eso señores, eso no conviene en un mundo manipulado por altas esferas que lo único que persiguen es seguir teniendo un control sobre la gran masa de la humanidad. 

El enemigo invisible es el miedo y la inseguridad inoculados a la sociedad, que se apoderan y toman el control de nuestras vidas de manera tan sutil que ni te das cuenta de lo que sucede dentro de ti. 

©LUHEMA

lunes, 1 de abril de 2019

UNA PAUSA



Creo que esta reflexión que os hago es importante sobre todo para aquellas personas que se ven arrastradas por ese ritmo de vida que no te deja un respiro. Así que permítete unos minutitos para leer esto, porque creo que será beneficioso para ti, o por lo menos entrarás en ese nivel de conciencia en el que podrás observar desde otro punto de vista el ritmo de tu vida. 

Parece que la vida no nos da tregua, no queremos perdernos nada del camino, ni una emoción, ni una historia, ni una experiencia, quizá nos ponemos unas expectativas demasiado exigentes, y de ahí, que vivamos dentro de un ritmo de vida desenfrenado. ¿Pero conseguimos realmente estar presentes, ser felices o compartir los momentos de vida con plenitud? ¿Conseguimos momentos de calidad para estar con los hijos o con la familia? 

Y entre todo este barullo de ir y venir, de exigencias y de obligaciones, se sucede la vida sin preguntar si tienes tiempo para ella, porque la vida no te pregunta si puedes hacer una pausa, la vida te obliga aunque no lo quieras a recolocarte en el tiempo para que digieras la angustia, los problemas de salud, las tensiones emocionales etc... Y así entre ese suspiro, entre esa inhalación o exhalación, entre esa respiración pausada de sorpresa ante el hecho de tener que aminorar la marcha, la vida te hace parar sí o sí. Parar para que seamos capaces de anticiparnos a lo que está por venir, a lo que es evidente, a lo que se encuentra ante nosotros pero que somos incapaces de ver. Porque las prisas ciegan, y el movimiento acelerado no es más que un atasco eterno en el que estamos acostumbrados a vivir. 

Si estás en esa pausa, aprende a observar lo que sucede a tu alrededor, pero sobre todo observarte a ti mismo y regálate el placer de escucharte, de mimarte, de quererte, de estar contigo mismo , porque así las prisas se esfuman y es de la única forma que tú vas a poder descubrir quién eres. 

Entiende que tú, eres tu responsabilidad y la de nadie más , y esto implica «escucharse» detenidamente, para saber qué necesitas a cada momento, para respetar tus tiempos de actividad pero sobre todo para saber concederte tus tiempos de descanso y de retiro. 

© Luhema

miércoles, 13 de febrero de 2019

TU EXPERIENCIA



Puedes aprender mucho de experiencias ajenas, de la observación, también de los libros, pero la propia experiencia de vida, la que pasa por ti, por todos los poros de tu piel, es la única que te enseña a ver con objetividad y te enriquece.

LUHEMA

Comparte esta gota de luz con aquellas personas que pienses que les pueda interesar. 

martes, 12 de febrero de 2019

LAS REACCIONES EMOCIONALES.


El origen de nuestras reacciones emocionales depende mucho del patrón de sufrimiento que llevamos anclado en nuestro inconsciente, patrones que hemos heredado de la cultura, de la religión, del modo de vida…, en fin, de muchos aspectos que dirigen a nuestra mente, en definitiva de la carga que llevamos en nuestro interior.

El patrón de sufrimiento se con-forma con los sentimientos no procesados, no transmutados, generalmente con carga negativa que no hemos sabido gestionar, que quedan aferrados a nivel celular y que aparecen de nuevo en forma de ira, cólera, negatividad, victimismo, etc…, y surgen en un momento dado provocado muchas veces por la insatisfacción.

Las emociones que provienen del alma siempre son positivas, 
las emociones densas siempre provienen de la carga de nuestro interior, 
de aquello que no está resuelto.

LUHEMA

lunes, 4 de febrero de 2019

El hábito no hace al monje.


El hábito no hace al monje.

Mezquita del Sheik Zayed. Abu Dhabi. Una de las más grandes de Emiratos Árabes Unidos.Se utilizaron miles de piedras preciosas incrustadas en el marmol para la decoración, lapislázulis, amatistas, ónix rojo, aventurina, nacar...etc... 
En este patio podéis ver la belleza del suelo con el motivo floral. #Luhemaabudhabi

Quizá cuando veas estas fotos en las que me veis en «hiyab», puedas extrañarte, encendérsete la furia, e incluso puedas criticarme, porque nosotras, las mujeres occidentales, vemos este tipo de vestimentas como una represión contra lo femenino y ahí comenzaríamos con la polémica que tiene llevar el velo islámico. El asunto, sin embargo, no es tan claro, pues para muchas de ellas el velo no es tanto un signo religioso como una manifestación de modestia y recato.
Sé que aquí hay una gran batalla, pero son ellas, las mujeres islámicas las que tienen que comenzar su particular batalla si quieren comenzar a ganar en derechos e igualdades. Y que quede claro que yo no profeso esta religión.








Para que lo entiendas, el fundamento religioso; El Corán manda a los fieles a vestirse de una manera modesta y sencilla, siempre usando prendas de colores sobrios, oscuros y de acuerdo a las ocasiones para las que se lleve el atavío. Este cambia conforme a cada país en el medio oriente ya que cada uno tiene sus propios códigos en la vestimenta.
La Gran Mezquita del Sultán Qaboos
Y te preguntarás por qué he aceptado a vestirme de este modo. Pues no es que haya aceptado. Nadie te obliga si eres extranjero a vestir de ese modo, es que no queda otra siendo mujer, si quieres visitar las mezquitas del país arábigo. Y aunque no es la primera vez que me pongo el velo islámico, tenía que experimentar esa sensación y fundirme con la gente local para poder entender mejor.
Pero aparte de vestir o no de ese modo, con el hiyab, con shayla o el chador que es otro velo que cubre a la mujer desde la cabeza hasta los pies, pero deja al descubierto la cara y las manos y que generalmente suele ser de color negro y que contiene una larga túnica (abaya, en árabe) para esconder la forma del cuerpo y un velo para cubrir el pelo y cuello, tengo que hacer una reflexión al respecto sobre la crítica.
El ser humano está condicionado, y sobre todo a medida que va creciendo por la cultura de su país, la educación que recibe, las tradiciones en la que se encuentra, la religión que se profesa, y de manera inconsciente se va acotando la mente hasta el punto en el que solo cabe lo que en la mente racional adiestrada por los condicionantes es capaz de sostener, aceptando tan solo aquello que es como nosotros nos pensamos que debe ser. 
Hay muchas personas encerradas en esas jaulas de pensamiento y se sienten satisfechos de ello y con esto no estoy señalando a nadie, «ojo».

Nuestro mayor pecado es que creemos que porque tenemos libertad de expresión, de pensamiento, también de creencia religiosa, estamos en lo correcto, y sin embargo vivimos en un mundo que no nos satisface en el que hay desarmonía y corrupción y por si fuera poco nuestra decepción llega al punto de encendernos en la ira y criticamos ferozmente a aquel que piensa o es distinto a nosotros, porque en realidad tememos por nuestra pervivencia. Y aunque te parezca desproporcionada esta idea, tan preso está un occidental dentro de sus convicciones morales y sus miedos, como una mujer islámica si ella piensa que está obligada a acatar las normas de su religión de forma radical. 
Después, quienes creemos sentirnos libres de pensamiento y obra, queremos ser espirituales, queremos encontrarnos con maestros, queremos que alguien nos aliente. Y todos o la gran mayoría de personas estamos todavía atados a creencias, tradiciones y fórmulas que nos desvían de la verdad. La verdad que nos hará libres. Así que amigo, amiga, no me juzgues por llevar algo que es superficial a los ojos del alma.
Omán
©Luhema



CUANDO DUDES DE TI MISMA...(Gotas de luz)


Cuando dudes de ti misma, lo único que te digo es; que recuerdes hasta dónde has llegado y a todo lo que has tenido que enfrentarte. Todas las batallas que has ganado y todos los miedos que has superado.
 #Luhemagotasdeluz

EL PRECIADO SUDOR DE LOS DIOSES; EL INCIENSO OMANÍ.

Vista del monumento al quemador de incienso. Mascate, Omán 2019

Había una leyenda del antiguo Egipto que decía lo siguiente: Las perlas de incienso son las gotas de sudor que los dioses dejaban caer sobre la tierra, tierra de la que nacía un árbol y con las ramas que caían de él, hacía su nido el ave fénix, que siempre renacía de sus cenizas. 

Los Reyes Magos de Oriente cargaron sus dromedarios con varias de las materias divinas; se decía qué, oro como rey, incienso como dios, y mirra como hombre, para llevarlas como obsequio al recién nacido Jesús y, aunque la Biblia no especifica de dónde procedía tan preciado regalo del incienso, los omaníes aseguran que venía del territorio que hoy constituye su país, porque no nos olvidemos; los magos venían de oriente. Es probable que estén en lo cierto, porque Omán ha repartido su incienso por todo el mundo a través de los tiempos. 

Esta resina del olíbano, un árbol que sólo crece en Omán y en algunas partes de Somalia, ha estado envuelta en un sinfín de leyendas. Durante siglos, tuvo tanto valor como el oro. Plinio el Viejo dejó escrito cómo el emperador Nerón quemó toda la producción anual de Arabia en el entierro de su esposa Popea y hasta Alejandro Magno, atraído por este gran tesoro, planeó invadir esa parte del mundo para controlar el comercio desde su origen. La muerte le impidió llevar a cabo tan ambiciosa gesta.

Pude informarme en mi reciente viaje a Omán, que hoy en día el Vaticano gasta más de seis millones de euros anuales obteniendo el preciado incienso omaní. Casi todas las creencias religiosas han hecho uso de la resina sagrada. Entre sus utilidades en la antigüedad estaban las de camuflar el olor de los muertos durante los velatorios o para embalsamar los cadáveres, como se hizo con Tutankamón y otros muchos faraones egipcios. Pero también son muchas otras las utilidades que se obtienen de estas preciadas «gotas de sudor de los dioses» , y yo por supuesto me he agenciado con mi cargamento de incienso de olíbano. Uno para quemar y otro para mascar. Sí, porque también se masca y sus beneficios son muy apreciados en Omán, así me lo explicó un nativo. Las perlas más blancas se seleccionan, nosotros utilizamos ese incienso como medicina. Las metemos en un vaso con agua y esperamos un rato. Ese líquido es muy bueno para la tos, la circulación y los problemas de estómago. Yo puedo decir que masqué una perla y la sensación es muy fuerte, gomosa y potente. Ya Avicena (médico, filósofo y científico), la utilizaba como medicina. 
Y volviendo a una de las regiones del sur del sultanado de Omán, Dhofar, cuenta todavía hoy con el incienso de mayor calidad del mundo y sus habitantes aún se recrean contando las historias que se transmitieron de generación en generación sobre su gran tesoro. 

Según me dijeron, a golpe de cuchillo, (un cuchillo con punta redondeada) se levanta la corteza de olíbano y entonces rezuma la sagrada y dorada resina que se convierte en perlas al rozarla el Sol. 

La olorosa savia está presente en cada rincón del país, y los omaníes la siguen consumiendo en grandes cantidades, sus zocos están impregnados de incienso, de esencia y aceite. Los hombres perfuman un pequeño penacho de hilos que forma parte de su «disdasha»(traje tradicional ) y que cuelga junto al cuello, para acercárselo a la nariz, y la mujeres perfuman sus armarios colocando un quemador para que el humo se meta por las fibras de su ropa. Incluso un gigantesco quemador, eso sí, apagado, domina la parte antigua de la capital, Mascate, como símbolo de lo que significa para ellos el fruto del olíbano.



La magia de la resina del incienso más preciado continúa viva en las sombras que los olíbanos proyectan sobre el pétreo  desierto  de Omán. 

© Luhema

jueves, 24 de enero de 2019

EL EFECTO BOOMERANG EXISTE.



Este efecto, el efecto boomerang existe; es decir todo pensamiento que lanzas, proyectas o emites, el universo te lo devuelve multiplicado. Resulta similar a la reverberación o eco. Cuando las personas se dan cuenta de que ellos mismos son los causantes de los males que los aquejan, de pronto les entra un intenso deseo de arreglar las cosas. Cuando este deseo es intenso y fuertemente proyectado, inmediatamente recibe toda clase de ayudas del universo para generar positivismo. 

Si cada vez que pienso en alguien con preocupación o imaginando que puede estar enfermo, —y dijo esto porque me he topado con alguna que otra persona que por ejemplo al no saber nada de ti lo primero que dicen cuando tienen oportunidad es si has estado enferma—. Pues ¿por qué había de estar enferma? ¿No podía haber estado genial, o de viaje? Y todavía se enojan porque dicen que; —encima que estaba preocupara por si te pasaba algo—, irónico ¿no creéis?. Pues bien, como decía cada vez que proyecto, estoy sembrando esa realidad, y eso precisamente no es ni de ayuda para ti, ni para nadie, porque no te olvides que los pensamientos crean realidades. Todo pensamiento persistente puede modificar nuestra realidad y la de nuestro entorno, e inclusive a propia naturaleza. 

Los seres humanos no solo somos seres que caminamos, trabajamos, reímos, pensamos, sino que también percibimos sensaciones y pensamientos. Yo muchas veces digo que tenemos una gran y potente antena que es capaz de recoger muchas frecuencias. El pensamiento y por supuesto los sentimientos viajan por unas redes electromagnéticas y aunque la persona que emite esos pensamientos/sentimientos esté a miles de kilómetros se puede advertir. Bien, puedes decirme por ejemplo, que un pensamiento no se puede medir. Pues no, de momento no se puede, pero sí se puede medir la actividad cerebral cuando se emiten. 

Una persona con alta sensibilidad, una persona psíquica puede sentir esa clase de sensaciones en los poros de su piel, porque ciertos pensamientos o sentimientos de los demás tienen un sello de identidad que condicionan y paralizan. Estos son los sentimientos de envidia y de ira sobre todo, que son percibidos como dardos que drenan la energía. 

Un pensamiento insano proyectado hacia ti te estará generando un malestar que sabrás identificarlo, porque es diferente a como te hayas podido sentir por contraer por ejemplo; una gripe. Una sensación de inestabilidad, de no tener a dónde agarrarte, una sensación de estancamiento, un nudo en el estómago , una intranquilidad y todo eso acompañado de muy poca vitalidad será la señal de que algo no anda bien y que puedes estar percibiendo esas ondas de forma u ondas deformes; vamos, una mala energía. Y además, si eres suficientemente sensible sabrás de quien te llega. 

Si alguien proyecta o no deja de hablar de ti, y esto sucede a diario y las personas no son conscientes del daño que hacen y del daño que se hacen, con juicios y críticas, con pensamientos de envidia, con ira y rabia, tarde o temprano le serán devueltos. Después nos extrañamos que cierta persona no nos coja el teléfono, que nos evite, que no quiera pasar tiempo con nosotros o que se haya alejado definitivamente de tu círculo de amistades. Y es que todo pensamiento, todo sentimiento, de una u otra forma llega. 

Hay una premisa que dice lo siguiente: No hagas a los demás lo que no quieres que te hagan a ti. 

Aunque mí me gusta más esta: Hay que pensar en los demás como nos gustaría que los demás pensaran en nosotros.
 ©Luhema

miércoles, 12 de diciembre de 2018

EL SALTO CUÁNTICO

El salto cuántico más importante que hace el hombre 
es salir del pensamiento para conectar con el corazón.
©Luhema



¿Sabes cuál es el salto cuántico más importante que puede hacer el hombre?

El salto cuántico más importante que hace el hombre 
es salir del pensamiento para conectar con el corazón.

¿Fácil?... En absoluto, y menos con los patrones y modelo de sociedad que tenemos hoy en día. Porque la verdad sea dicha, la espiritualidad perfumada, está repleta de personas que dicen haber hecho ese salto cuántico y que parecen tener el remedio para liberarse del dolor, de la frustración emocional, de los procesos mentales limitantes, pero yo te diría que pocos o muy pocos son los que hacen ese salto cuántico hacia el interior. Hay muchas burbujas que están repletas de positividad y que al elevarse se desvanecen porque en realidad no hay consciencia, ni integración con todo su ser, ni experiencia neutra tanto de la luz como de la oscuridad en los miles de consejos superficiales. Hacer ese salto cuántico es la auténtica revolución del ser que vive esta experiencia humana.

Hacer ese salto cuántico es des-vincularse de tu propio juego de identificación.
Hacer ese salto cuántico es un trabajo interior que puede llevarte toda la vida, que puede que lo consigas en un minuto, o que puede que llegue al final de tus días, justo antes de transcender. 



El salto cuántico más importante que hace el hombre 
es salir del pensamiento para conectar con el corazón.
©Luhema