MIS LIBROS

MIS LIBROS
PINCHA EN LA IMAGEN PARA SABER CÓMO CONSEGUIR LOS LIBROS DE LUHEMA

YO ESCRIBO, TÚ INTERPRETAS

YO ESCRIBO, TÚ INTERPRETAS

Escribe en el buscador aquello que te interese y pincha en "Buscar"




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

martes, 9 de julio de 2019

BRILLAMOS CON MÁS INTENSIDAD



Por todo el planeta hay puntos de luz individuales, ya veo muchos, muchísimos, más de los que imaginas, de alma en alma, unos son conscientes de ello, otros no lo son tanto, pero todos ellos conforman una red lumínica preciosa, brillante, geométrica, sanadora, un manto de Luz que emite e irá irradiando lo mejor que somos y con ello también irá magnetizando a todas esas personas que no permiten que su luz brille con toda su intensidad. Ese reconocimiento de la Luz con la Luz transformará nuestra realidad…
Luhema

VER EL ERROR DEL OTRO.



No sé por qué será, que siempre tendemos a ver los defectos de los demás, los juzgamos, los criticamos y pretendemos adiestrar bajo nuestro criterio dando soluciones. Nos creemos en el derecho de luchar contra el mal o lo que está mal sin saber que los errores de las personas son en parte el motor transformador y fuente de cambio. Recordemos que la única forma capaz de transformar la oscuridad es el amor. No el juicio,  no el enojo, no la crítica para separar el bien del mal  etc…

Para desactivar este juego de ilusión, (bien mal, correcto, incorrecto) primero necesitamos dejar de juzgar y criticar, reprochar, censurar, difamar a otros, dejar la enemistad, la ira, el rencor, sea cual sea nuestra justificación,  porque no hay triunfo en la destrucción, ni en la humillación.

Cuando critiques observa que  es el ego quien toma las riendas  y quien  pretende justificarse  para que los otros sean capaces de corregir  sus faltas; claro está todo bajo tu punto de vista y, lo digo en tono irónico, que siempre será el correcto. Y al reaccionar ante estos errores del otro los vuelves reales para ti. Tu ego te hará reafirmarte en que tú haces siempre las cosas con criterio y correctamente y siempre te hará ver los defectos en los demás.

Si reaccionas de forma agresiva, le críticas, le pones en tela de juicio, eso significa que no estás escuchando la voz de tu espíritu, también que no estás empatizando ni poniéndote en el lugar de otro y te vuelves insensato.

El verdadero acto de perdón hacia a ti mismo consiste en mirar más allá del error hasta que  el espíritu palpite en el corazón del otro, la presencia de Yo Soy  perdona tanto a tu amigo, al que críticas, como a ti mismo.
Y ahora piensa y pregúntate, si muchas veces no puedes ni corregirte a ti mismo, si te cuesta ver tus propios errores o admitirlos ¿cómo pretendes corregir al otro? Recuerda que  pretender salvar al otro de sus errores es la arrogancia del ego que se adueña de ti.

Si la gente recordara más a menudo que, 
en esta tierra sólo estamos de paso y que esta vida no es eterna, 
tal vez, podría ser más humilde 
©Luhema

lunes, 8 de julio de 2019

GUARDIÁN DE TU PROPIA FRECUENCIA.



Te incito a que recuerdes este último año, o bien estos dos o tres años anteriores de tu vida. Estoy segura que ha habido momentos en los que has rozado el caos emocional o la confusión, y puede que todavía te sientas así, asfixiado, puede que deprimido e incluso batallando dentro de una lucha interna. Sé que  has tenido que tomar decisiones, y muchas veces no sabiendo bien por cual optar, y que también te has replanteado y preguntado un sinfín de aspectos respecto a cómo seguir funcionando en la vida, si seguir con tu pareja, si empezar a decir como te sientes, si cambiar de lugar de residencia, si seguir con los estudios, si estás haciéndolo bien con tu familia etc… Replanteamientos, cambios y más cambios.

Sin duda  ante todos estos momentos de cambios internos  hay que encontrar el instante para dejar que sea tu corazón el que sienta  cómo están cambiando los pilares fundamentales sobre los que la gente y tú mismo has basado la vida.  Puede que ocurra lo siguiente, que veas que «los cimientos han desaparecido», lo que antes era indispensable ahora ya no lo es tanto, lo que antes le dabas una tremenda importancia te das cuenta que no era para tanto, y que los motores del cambio en tu vida han de ser la armonía, la serenidad y la alegría, pero  has de reconocer que todavía hay personas que se aferran a condicionamientos y patrones que les inmovilizan,  y peor aún, quieren hacer ojos ciegos a esta evidencia de cambios .  
Todo ha cambiado, ¡fíjate!, nada es lo mismo, ni tú mismo eres el mismo de antes.

Por lo tanto si cada uno ahora es responsable de su propia evolución, y somos espejos y fuentes de inspiración para los demás, actuemos con consciencia, edificando unos pilares basados en el amor incondicional, viviendo de pleno en la luz, expresando, afirmando sencillamente, diciendo «esto es lo que yo creo, esto es lo que yo vivo».

 Os recuerdo que «la luz transporta información y la información cambia los viejos paradigmas» para que los viejos sistemas dejen de existir, y nosotros cambiaremos la frecuencia mediante el compromiso, el poder de voluntad y la coherencia. Así que, si los pilares que te han sustentado ya no te sirven, alza la mirada y vive desde la condición soberana de libertad, co-creando el mundo y la vida que tú elijas, y puedes hacerlo, no lo dudes. Ahora te puedes convertir en guardián de tu propia frecuencia, no de la frecuencia en la que te has visto abocado a vivir.
Luhema

La vida va de dentro hacia fuera.



La vida es una fuerza de expansión en cada célula, con memoria, con una dirección, con un ritmo.

La vida va de dentro hacia fuera.

Cuando empiezas a cuestionarte y a preguntarte por qué ocurre lo que ocurre, empiezas a encontrarte con personas que se hacen las mismas preguntas, empiezas a encontrarte con información, libros, películas, etc… En realidad, tu ritmo interno por ley de afinidad se encuentra con lo que vibra en su mismo nivel para aunarse y expandirse.
 Luhema

martes, 25 de junio de 2019

LO QUE DUELE




Lo que duele 

Lo que nos sacude el alma son las sensaciones, las emociones que se sienten por todo el cuerpo. Las pérdidas, los desengaños, los desencuentros, los abandonos, las decepciones, los sueños frustrados, las promesas incumplidas, las traiciones, la incomprensión…, eso duele y mucho. 

Todos en cierta medida estamos haciendo nuestro pequeño duelo, sanando, limando asperezas de la vida, aunque no todos vivimos estos embates de la misma forma, y en esos momentos es importante tener cerca una persona que de verdad entienda tu proceso y que simplemente te acompañe. Pero como la vida es dual te enseña las dos caras de la moneda para que el aprendizaje sea completo, interiorices, veas claro y drenes lo tóxico. 

Mucha gente se siente cansada, saturada, y no de librar sus propias batallas, que ya es bastante. Sino porque al mostrar sus sentimientos, se encuentra con una barrera, la de la falsedad de los dignos y dignas que no están acostumbrados a sensaciones tan efervescentes. No es políticamente correcto expresar tu sentir porque eso escuece, desmonta y grita autenticidad. 

Y ¿qué es lo que te deja hecho polvo? 

Sostener todo esto en el tiempo. 

La sensación de no poder abrir tu corazón, la sensación de sentirte censurado. (Nunca te disculpes por lo que sientes. Es como disculparte por decir la verdad, tu verdad) 

Te deja hecho polvo ver cómo se gira la tortilla para  conveniencia de otros, de otras razones que el corazón no entiende. 

Te deja hecho polvo los que no se ponen en tu piel jamás, los que no empatizan porque su ego les impide ser flexibles y solo ven su realidad, su razón. 

Y que sobre todo te dejan hecho polvo, aquellos a los que les abriste el corazón permitiéndoles ver lo que hay en el fondo de tu alma y no lo valoraron. 

Entonces y tras muchos intentos y tras mucho tropezar con la misma piedra sucede algo. Te refuerzas diciendo ¡hasta aquí!, y cuando aparece esta expresión es porque ya estás CANSADO en mayúsculas, has consumido todas las probabilidades, has agotado tu paciencia y la espera, creyendo que se puede solucionar, que quizá puedan entenderte. Sientes que tú ya has puesto todo de tu parte y que ya no hay nada que te impulse, ya no hay guerra ni bandera que plantar, ya no te quedan ganas de abrir la caja de Pandora para que salga el último de los males, la esperanza. Cuando estás cansado, es porque has arrugado la esperanza como cuando haces una bola de papel. Por mucho que quieras volver a estirarla, ahí están los pliegues del ayer. 

Y entonces cambias tu actitud para contigo mismo y das el salto, uno más, que es el de perdonarte y amarte. Y entonces todo se relaja, desaparece el cansancio, la saturación y mejor aún ,  cesa el dolor.
 ©Luhema

SOLO YO

¡Cómo me gusta esta frase!, porque la verdad se dicha, solo yo vivo en mi piel, solo yo sé lo que habita en mí.
«Solo yo puedo juzgarme. 
Yo sé mi pasado, yo sé el motivo de mis opciones, yo sé lo que tengo dentro. 
Yo sé cuánto he sufrido, 
yo sé lo que es ser fuerte y frágil, 
yo y nadie más».


Oscar Wilde

martes, 18 de junio de 2019

¡CORRE!



Llevo Mucho tiempo queriendo escribir sobre este tema, ¡CORRE!, así lo he titulado.

He observado que cada vez más y más personas se unen a este buen hábito de correr, es saludable y además las personas que corren se sienten de maravilla. Unos corren para adelgazar y quemar calorías, otros para mantenerse en forma, otros porque les gusta hacerlo para desconectar, otros porque les aporta mayor calidad de vida, respiran mejor, sus músculos están tonificados, se sienten ágiles, vivos, motivados y por supuesto mucho más alegres y felices, pero aparte de esto existen otros detonantes.

Unos empiezan motivados por otros y lo hacen simplemente por el hecho de compartir una afición, afición que les va enganchando y gustando cada vez más. Empiezan por poquito y siguen cada día esforzándose por conseguir correr un poquito más. No saben qué les ocurre con ese gusanillo de correr, pero hasta con frío o con calor, salen a correr. Y verdaderamente admiro el sacrificio y la dedicación de este deporte. En realidad el deporte es sanísimo lo mires por donde lo mires. Ahora bien, a parte de todo esto y del por qué se corre, tendríamos que preguntarnos algo más, ¿qué hay tras esa necesidad de emprender la carrera? Quizá no haya ninguna necesidad, no sé, o quizá sí y esté encubierta tras esto.

A nivel esotérico el correr tiene otra lectura que quizá quieras contemplar. Correr en sí, es el impulso automático para la supervivencia, o te enfrentas (con los miedos, con la ira, con las inseguridades, con los problemas etc…) o corres. 
¿Corres para alcanzar metas , sueños, o corres para huir de algo, o corres porque  alguien o algo te acecha?

¿Se corre por temor, se corre por amor? Hazte esta pregunta

¿Se corre para  participar en la carrera de la vida, se corre porque se quiere dejar algo atrás? Plantéate esto.

Recuerdo una película muy emotiva en la que el protagonista se pasa la mayor parte de su vida corriendo y esto motiva a mucha gente a seguirlo, ¿te acuerdas de Forrest Gump? 
Hay un momento en la película en la que pronto para de correr, y la gente le pregunta, ¿por qué paras? Él no sabe que contestar a esto. Simplemente siente que ya llegó a su destino, a ese lugar de su mente en el que todo lo que le preocupaba dejó de tener importancia y que era momento de parar. Y a partir de ese momento nunca más corrió y se dedicó a otros quehaceres en su vida.

Correr ayuda mucho a que la ira, el miedo, las indecisiones, la incapacidad de expresar, ya sea amor, ya sea cualquier emoción de la vida se diluyan.

Cuando se corre durante largo rato, la mente deja de proyectar sus preocupaciones y es el cuerpo quien toma el mando. De alguna manera correr se puede asemejar a una meditación en la que la mente deja de llegar primero siempre y deja participar al cuerpo, ¿pero y el corazón? ¿Y las emociones?, ¿dónde se dejan en el la carrera?

Muchas personas me dicen que durante una carrera, miden sus fuerzas, su voluntad, su coraje, su aplomo, y se superan a ellas mismas, que no importa llegar primero sino el haber sido partícipe de esa carrera. Además, la carrera está llena de emoción, es como la vida misma y la emoción llega a ellos cuando las demás personas que miran su esfuerzo les aplauden, les animan y sienten entonces que verdaderamente están conectados con la vida. ¿Quizá el acto de correr haga que todas estas personas sientan que de ese modo sí forman parte de la vida que desean tener y se sienten con alta estima de esta manera?

Correr para muchas personas es una válvula de escape de los sinsabores de sus vidas, del poco reconocimiento y de tantas injusticias. Correr es darle libertad al cuerpo para expresar lo que hay en la mente, y se convierte uno en respiración y se exhala y se inhala para que la energía ascienda y diluya los impedimentos, de este modo no se retiene nada, se está en movimiento y con la sensación de estar VIVOS. Sólo hace falta que el que corre se dé cuenta de que algún día tendrá que parar, pues no se puede pasar la vida corriendo porque sí. Siempre hay un motivo por el que empezar a correr, como también hay otro por el que dejar de correr.

¡Si te hace feliz correr hazlo, CORRE!
ARTÍCULO DE LUHEMA, junio de 2012

miércoles, 12 de junio de 2019

LO QUE DESCUBRES DENTRO DE TI.



DENTRO DE TI.

Lo que descubres fuera de ti, es un mundo ilusorio, 
repleto de mucho que te distrae y que poco tiene que ver contigo.

Lo que descubres dentro de ti, es un mundo real, 
vivo, repleto de mucho que está vinculado contigo. 
...y entonces todo cobra sentido.

© Luhema.

Comparte esta Gota de Luz, con aquellas personas a las que creas que les puede ayudar.
 ¡Gracias!

lunes, 10 de junio de 2019

RIGIDEZ & SATURACIÓN




Muchas son las personas que tras el paso de los años, por permitir, asumir, acatar y cumplir las expectativas que marca la sociedad se vuelvan rígidos y se endurecen. Si no existe la posibilidad de tener en cuenta nuestros sentimientos, nuestra capacidad de interpretar desde la libertad, la paz y la estabilidad, llegará el colapso, la saturación que consume, que merma nuestra vida y que influye devorando nuestra salud. 

Cuando no podemos actuar, pensar, sentir desde la libertad de nuestro ser, nos volvemos infelices, irascibles y enfermizos, porque la felicidad se halla en nuestro sentido de equilibrio emocional y si nos hemos vuelto rígidos por el devenir de las circunstancias nos quebraremos con el paso del tiempo. 

©Luhema
 Inspirada por la lectura de Niek Brouw

viernes, 31 de mayo de 2019

SIMPLE Y LLANAMENTE... (Castaneda)


SOMOS GENERADORES DE ENERGÍA



Nuestro verdadero trabajo es aprender a crear con la vibración del amor.

Con nuestra respiración y con nuestra intención creamos, damos forma, reconstruimos y fortalecemos tanto nuestro campo energético como a su vez nuestra salud.
El poder que circula con la respiración y con la intención es increíblemente asombroso, magnífico, y a medida que vamos fortaleciendo nuestro campo energético con este trabajo de alineación; corazón, intención, respiración..., iremos expandiendo nuestra energía. 
¡Somos generadores de energía libre! ¿Te parece extraño? Pues no, no lo es.
Imagina el potencial que tenemos y que no estamos utilizando. Así que recíclate y comienza a generar esa energía que todo lo sana, que todo lo repara, que todo lo une, desde el Amor.

©Luhema

jueves, 16 de mayo de 2019

CAMBIA, TODO CAMBIA



Cambia todo cambia, 

Como decía la canción de Mercedes Sosa «cambia todo cambia…» 

Y aunque parezca mentira y pienses que tu vida está estancada, atiende a estas mis palabras. 

Hoy en tu vida todo es diferente, porque tú eres diferente, porque has evolucionado, porque has pasado por experiencias de vida que solo tú conoces. 

Primero, y estoy convencida de ello que, empiezas a entrever que nosotros somos los que condicionamos nuestras vidas. Hasta hace muy poquito tiempo pensábamos que la culpa siempre estaba fuera de nosotros. 

Ahora asimilamos que las diferentes formas de pensamiento y las diferentes creencias acarrean efectos, y que lo que sembramos en el presente, nuestras reflexiones, nuestros sentimientos, serán la semilla del futuro y ¡fíjate!, tan solo conocer este axioma nos concede un grado de responsabilidad y de libertad muy superior al que tuvimos tiempo atrás. 

Ahora todas nuestras experiencias vividas, las reconocemos como parte de nuestro aprendizaje, y además nosotros optamos si ahora las seguimos abrazando desde el dolor o desde la comprensión de lo sucedido, y además ahora podemos concedernos el propio perdón si es el caso. De esta forma, al analizarnos, cuando volvamos a tener experiencias traumáticas nuestro nivel de consciencia será distinto y distintas serán las emociones que albergaremos. 

Ahora nos permitimos sentir y, lo mejor de todo, reconocer en nosotros los episodios de dolor, tristeza e ira, porque ahora somos conscientes que tras esas emociones densas se encuentra también una lección de vida y un maestro. 

Ahora tenemos la experiencia de rastrear, rastrear nuestros comportamientos, nuestro ego, rastrear para poder identificar el deseo que nos origina el sufrimiento o la insatisfacción, y por lo menos damos el primer paso para reconocer las causas de nuestra irritabilidad. 

Así que, reconocer y reducir las posibilidades de autoengaño ya implica liberación y despertar. Eso antes, tiempo atrás, quizá unos años atrás, era impensable. 

La paz y el bienestar los encontraremos en la aceptación de cada momento aunque sea desagradable y aunque no sea lo que esperábamos, y eso hoy lo sabemos e intentamos ponerlo en práctica. ¿Ves cómo todo ahora es distinto? ¿Ves cómo está tu nivel de consciencia ahora? ¿Además te has dado cuenta que cada vez más personas están siendo conscientes de estos cambios? 

Todo esto está sucediendo… Y aunque todavía queda mucho camino por andar, solo me queda decir; sigo confiando en aquel proyecto que se planteó para la humanidad. 

Sigo creyendo en que se puede dar ese salto cuántico. Gracias, Gracias Gracias. 

©Luhema