MIS LIBROS

MIS LIBROS
PINCHA EN LA IMAGEN PARA SABER CÓMO CONSEGUIR LOS LIBROS DE LUHEMA

YO ESCRIBO, TÚ INTERPRETAS

YO ESCRIBO, TÚ INTERPRETAS

Escribe en el buscador aquello que te interese y pincha en "Buscar"




miércoles, 7 de noviembre de 2018

SORORIDAD

Esta palabra « Sororidad» está en boca de muchas mujeres despiertas y comprometidas y que desde la celebración del día de la mujer, el 8 de marzo, en nuestro país resuena más.  Así que me decidí a escribir un poquito sobre este tema. 

SORORIDAD. 
El término sororidad, se refiere a la hermandad entre mujeres con respecto a las cuestiones sociales de género. 
Sororidad es un vocablo derivado del latín «soror» que significa hermana. Es un neologismo empleado para hacer mención a la solidaridad que existe entre mujeres, especialmente, en las sociedades patriarcales. Este término nos habla de generar lazos de amistad entre las mujeres y dejar de vernos como enemigas. Induce a potenciar los vínculos entre el género femenino, ya bien por las afinidades, por la experiencia vivida o por el estatus social. Sin embargo, la palabra sororidad todavía no ha sido incorporada al diccionario de la Real Academia Española, aunque sí lo está en diccionarios de otros idiomas como, en inglés (sisterhood) y francés (sororité). 
Os hablo un poquito de los inicios de este término que nació por primera vez en la década de 1970 de voz de las feministas para poner en común, el equivalente femenino de "fraternidad", que ya había sido utilizado por feministas estadounidenses en respuesta al término de «hermandad».


  ¡Díselo! 
Cuando admires una actitud, un don, algo especial en otra mujer. ¡Díselo! 
Entrar en esa dinámica aporta luz, fuerza y empatía. 
Apoyémonos unas a otras. 

Qué miedo tenemos las mujeres de reconocer y más aún de decirle a otra mujer, que nos encanta por ejemplo; su temple, su actitud, su don, su habilidad, su autoestima, su seguridad, su lado positivo o la forma en la que encaja los embates de la vida y, por qué no, también su belleza, sus ojos, su cabello … Nos cuesta horrores, es como si en el fondo, en nuestro subconsciente no admitiéramos que otra mujer destaque más que nosotras. 

Los recelos, la inseguridad, la envidia, la competitividad, es una forma de pensamiento enquistada y que proviene de una educación basada en miedos y en condicionantes patriarcales. Y ojo, no pretendo con esto incriminar al género masculino, porque aquí no hay ni víctimas ni verdugos, sino una postura, una onda de pensamiento que menoscaba nuestra psique y que conduce directamente hacia la dureza de corazón y la falta de empatía. 

Entre muchas de las ideas que la sociedad nos imprime, y puede que la más perversa, está la concepción de que las mujeres, por defecto, somos enemigas. Nos enseñan a vernos entre nosotras como rivales y competidoras. Y aquí lo tienes; seguramente que ésta sea la mayor victoria del patriarcado. Así que si alguna vez has pensado que la amistad entre mujeres no puede existir, es posible que lo hayas aprendido desde pequeña, pero no por eso sea verdad. Intentar ser más «sororales» con las mujeres de nuestro círculo cercano puede mejorar nuestro entorno y ser el primer paso para crear una red de apoyo mutuo. 

Si eres mujer y sigues diciendo que con las mujeres no tienes afinidad, o te cuesta tener relaciones sinceras con ellas, quizá sea porque hay un fuerte patrón del patriarcado bien en ti o en la otra persona. 
 ©Luhema

miércoles, 31 de octubre de 2018

LA MECEDORA

LA MECEDORA



Recuerdo una vieja mecedora que había en casa, y quiero contaros algo sobre eso. Veréis, siempre he tenido animadversión a esta silla- movible a la vez que atracción. Había momentos del día que cuando la veía me daba un poquito de miedo, ya que imaginaba a una vieja anciana meciéndose, o incluso que comenzaba a moverse sola, y la verdad, me entraban escalofríos. Creo que esta imagen de la mecedora moviéndose sola, está en la mente de todos como un influjo del inconsciente colectivo y del miedo al mundo de lo insondable y no visible. Siempre que veo una mecedora vacía, incluso ahora, veo la misma imagen arquetípica, pero ahora es distinto, entiendo el porqué.

El movimiento del avance y del retroceso tiene mucho que ver con los ciclos de vida/muerte/ vida, con la inhalación y la exhalación, con lo joven y lo viejo, con lo caduco y lo renovado, es el balanceo de la polaridad, y de eso sabe mucho la amada vieja madre, la anciana, la curandera, la chamán. Nuestra impaciencia de joven, nuestra pérdida de concentración se recupera únicamente cuando decidimos sentarnos en el balanceo de la vida y el arquetipo de lo viejo y lo nuevo se mece para renovarse, para adquirir de nuevo la voz, el ritmo, la imaginación, la clarividencia, los antiguos recuerdos, la ensoñación. De ahí que cuando veía la mecedora, veía a esa anciana que sosegadamente seguía meciéndose en la psique de mi mente, renovando sus energías.

Pero como dije, en casa teníamos una preciosa y redondeada mecedora con el respaldo de rafia en la que me encantaba sentarme y mecerme. Primero tenía miedo de caer de espaldas, pero cuando ya le había cogido el gusto y veía que no pasaba nada, entonces era cuando comenzaba a disfrutar del movimiento y, cada vez quería que fuera más y más intenso el balanceo de aquella mecedora de vieja pero resistente madera.

Y ahora que hago memoria, recuerdo que aquella mecedora únicamente me atraía cuando me sentía hiperactiva y no podía más. Curioso, pero aquél era el remedio más natural al que inconscientemente acudía para recuperar la energía que se me escapaba por querer jugar a tantas cosas a la vez. ¡La mecedora es un anti-estresante, lo descubrí!

Ahora sé que sentarse, acunarse, mecerse, aquieta ese inconsciente y hace que se respire correctamente para volver a recuperar las ideas, la concentración, el entusiasmo, la paz, el orden y la renovación de la energía.

– Muchas veces hasta me quedaba dormida del mismo vaivén. La mecedora siempre ha sido genial para dormir a los bebés, para darles el pecho, para cantarles nanas y tranquilizarlos.

El movimiento balanceado desbloquea la mente y así nos dejamos llevar por la suave ondulación que amplia nuestra visión de la ensoñación y nos hace estar tranquilos a la espera de la calmada fuente de vida que nos vivifica y conecta con el movimiento universal.

LUHEMA

jueves, 18 de octubre de 2018

EL ARROZ NO SE PASA PORQUE TODAVÍA NI HAS DECIDIDO QUE VAS A TOMAR ARROZ.




Respuesta a petición de una mujer que me contaba cómo se sentía de angustiada ante la presión que otros ejercían ante su vida. 

Cuando estás llegando a cierta edad te dicen qué; deberías haber terminado la carrera, deberías haberte emancipado, deberías haber tenido un trabajo, deberías estar ya con una pareja o deberías haber tenido ya hijos, o éxito…. «Debes, debes, debes…» 

A la gente le gusta especular sobre la vida de los demás, es un acto inconsciente cargado de mucha insatisfacción personal, porque si no, se puede entender la presión que se ejerce en estos asuntos sobre todo hacia las mujeres. Están atentando contra el ritmo y la naturalidad con la que ocurren los acontecimientos en cada persona, porque no nos olvidemos que; cada persona es un mundo. 

Si por ejemplo en estos días, te has estado juzgando, si te ha llegado a afectar este tipo de comentarios, si intentas compararte con otras personas y eso te hace sentirte que algo falla en tu vida, o que no podrás cumplir con tus sueños, porque quizá tengas ya unos añitos, porque te cueste más que a los demás conseguir las cosas, porque pienses que se te pasa el arroz, estas equivocada. Entiende que te estás haciendo daño con ese tipo de pensamientos sin querer. Entiende que ese calendario por el que se rigen los demás es caduco, no se acopla a tus necesidades, o a tu plan divino. Es un calendario de «egos». Arranca esa hoja y ponte en sincronía con tu calendario, con tu vida, porque te sorprenderás de los milagros que van a ocurrir. Eres perfecta ahora mismo. Eres amada. 

©Luhema

jueves, 4 de octubre de 2018

LO QUE NO SE EXPRESA



¿Te has preguntado alguna vez, a dónde va lo que no se expresa? 

Si tienes suerte, se desvanecerá. Pero casi siempre sigue ahí, retumbando en tu cabeza y en tu
corazón, para bien o para mal, pidiendo que le des voz. 

Y entonces, lo que te prohibiste expresar lo rescatas de su ahogo, pero puede que esté descompuesto por el tiempo que lo has presionado. Pero también puede que respires aliviada. Date la libertad para expresar desde el respeto, o para callar desde el convencimiento. 

Intenta cultivar un jardín allí donde escondas aquello que callaste para que un día solo pueda salir la primavera de ti. 

©Luhema

jueves, 6 de septiembre de 2018

UN BUEN CONSEJO (Gotas de Luz)

Si quieres saber cómo habla la gente de ti cuando no estás, 
escucha cómo hablan de los demás en tu presencia.

APRENDIENDO A VIVIR. (Gotas de luz)




No compares tu vida con la de los demás, ni envidies la vida del otro,
 porque no tienes ni idea de lo que está hecho su viaje.

 Comparte esta "Gota de Luz" con aquellas personas a las que creas que puede ayudarle.

HACER LAS PACES CON TU PASADO (Gotas de luz)



Estoy pensando lo importante que es el hacer las paces con tu pasado para no arruinar tu presente.

Comparte esta "Gota de Luz" con aquellas personas a la que creas que puede ayudarle.

MAÑANA LO VERÁS TODO DISTINTO

Mañana lo verás todo distinto,seguro,
 porque la vida siempre ofrece un nuevo amanecer, 
un nuevo día, una nueva sonrisa, un nuevo sueño, 
otras personas, oportunidades y experiencias. 
No pierdas la fe jamás, y reconstruye de nuevo la esperanza en ti.
 Gotas de Luz.
 Comparte esta "Gota de Luz" con aquellas personas a las que tú creas que puede ayudarle.

LA QUIMERA DE AREZZO



Esta es la Quimera de Arezzo, data del siglo V y es una magnífica obra etrusca de bronce. La primera noticia de la Quimera está en el libro sexto de la Ilíada. Allí consta, según las palabras de Homero que la quimera era de linaje divino y por delante era un león, por el centro una cabra y por el fin una serpiente. La quimera echaba fuego por la boca y la mató Belerofonte que también domó al caballo alado Pegaso. 
El monstruo era originario de Licia y en esa región hay un volcán que lleva el mismo nombre. 
La quimera tiende a ser lo quimérico, la incoherente forma desaparece para significar lo imposible, la idea falsa, la vana imaginación y es la definición que hoy queda en el diccionario.


Sea como fuere, y aun cabiendo la posibilidad de que esta fiera fuese un mero protector apotropaico, lo cierto es que su excitación por el combate, la cólera que irradian sus facciones, la tensión de sus garras y la ágil curva de su lomo la sitúan entre las mejores esculturas animalísticas de toda la historia del arte.

La obra fue hallada en 1553 e instalada por Vasari en Florencia para representar a los enemigos derrotados por Cosme I de Medici. Las garras, aunque originales, hubieron de ser restauradas; en cuanto a la cola, rota y desaparecida antes del hallazgo, tuvo que añadírsele en 1784.

En la pata delantera veréis que hay una inscripción, que tras numerosas lecturas se ha llegado a la conclusión de que dice TINSCVIL, cuya traducción sería «donada al dios Tinia», demostrando que la Quimera era un elemento usado para venerar al dios etrusco del día, Tinia.
Bueno esta es una de tantas obras de arte que se pueden encontrar en la ciudad de Florencia.
© Luhema
Ya os iré desvelando más cositas de Florencia.

miércoles, 18 de julio de 2018

Ahuyentador del aojo



Aquí va uno de los objetos curiosos de mi colección.
( Foto de Luhema)

Este amuleto lo compré en uno de mis viajes a Pérgamo, si indagas sobre este tipo de estatuillas o símbolos fálicos podrás ver que entorno a ellos había todo un culto en diferentes culturas, en la egipcia, en la greco-romana, y en la antigua india estas esculturas aluden no solo a la fertilidad, sino también a principios abstractos de creación... 
Hay representaciones en mosaicos, en estatuillas, en esculturas de grandes proporciones, en cuadros…, y todo esto se encuentra a lo largo y ancho del planeta, solo hay que tener los ojos bien abiertos para poder localizarlos.  
Los amuletos fálicos, a menudo alados, fueron omnipresentes en la cultura romana, y también se representaron en joyas, en lámparas… Conjuros, remedios, ofrendas y amuletos eran habituales para ganar el favor de los dioses, conseguir buenos augurios o combatir el mal de ojo. 
Uno de los símbolos más importantes dentro de estas creencias era el “Fascinus”, un falo que podía presentar gran diversidad de modificaciones y añadidos. Su origen es muy antiguo, asociado al dios griego de la fertilidad, Príapo, que en el mundo romano solía denominarse Fascinus o asociarse con Baco. 
Príapo era una antigua divinidad greco-romana que se representaba como un pequeño hombre barbudo, normalmente un viejo, con un pene desproporcionadamente grande. Su mayor presencia estaba en el mundo rural, puesto que era el símbolo del instinto sexual, de la fecundidad masculina, y el protector de las huertas y jardines. En este sentido, la población rústica empleaba esta deidad y sus representaciones como fórmula mágica para neutralizar el mal de ojo contra la envidia de las personas y para potenciar la sexualidad. 

La envidia solía ser el principal motivo de mal de ojo, conocido como “invidere”. Creían que el poder de la envidia, de “mirar con malos ojos”, podía atraer el mal de ojo sobre una persona. Por ese motivo, durante el desfile del Triunfo, las vestales colocaban colgantes de “fascinus” bajo el carro, para proteger al general triunfador de la envidia que muchos podrían tenerle, así nos lo cuenta la historia. 

Una de las utilidades más notables de este objeto sobre todo y como vengo diciendo a lo largo de este artículo, era como protección del “mal de ojo”, se decía que colocado en la entrada de los hogares espantaba a la brujas y los malos espíritus ya que al ver aquello tan desproporcionado y descomunal salían huyendo y desistían de sus malas intenciones… 

©Luhema

 El simbolismo del falo: atraer, encantar, seducir, maravillar, alucinar,
asombrar, deslumbrar, embelesar, hipnotizar,
sugestionar, embrujar, desencantar, repeler

lunes, 25 de junio de 2018

CREE EN TI




Os quiero hablar de este tema porque sigo encontrándome con personas que me comentan que necesitan el apoyo de su círculo más próximo para seguir adelante, que sí, que lo tienen, pero no como les gustaría y por eso sienten que en ese aspecto no se consideran del todo reconfortados . 

Lo cierto es que todos necesitamos apoyos en la vida, además eso nos aporta confianza y nos ayuda a superar nuestros temores y ansiedades. Y además nosotros; todos, nos necesitamos como sociedad para evolucionar y para avanzar. Ahora bien, también es bueno saber caminar solo, y me explico. 

No podemos delegar y confiar que siempre contaremos con una mano amiga que nos sacará de un apuro, porque si es así, nos llevaremos una gran decepción y no aprenderemos de la vida. 

Quizá a la persona que le pides que te ayude también está pasando por un momento crítico y no esté en el mejor de sus momentos para hacerlo ¿Habías pensado eso? 

Quizá esa persona esté cansada de ver que no haces nada por ti, que te has acomodado y se haya planteado con todo el amor del mundo ver hasta dónde eres capaz de llegar para salir de donde estás. 

Tener a personas cerca que te echen una mano es importante, pero también lo es saber que tú puedes conseguirlo por méritos propios. Debes confiar en ti, e intentar solucionar tus problemas y la mejor de las maneras para hacerlo comienza por ser flexible y para ser una persona flexible te has de convertir en una auténtica fábrica de nuevas opciones. 

Otras veces no podemos hacer nada de lo que nos proponemos por ejemplo, llevar nuestros sueños a la realidad porque necesitamos que alguien crea en nosotros. Y esperando, esperando, se desvanecen nuestros proyectos, porque la aprobación de los demás, no es el detonante externo que nos debe motivar. El desencadenante para que se logren nuestras ideas somos nosotros mismos y nuestras ganas y empeño por conseguir lo que nos proponemos. Hay una frase que dice: “El agua hace más por su constancia que por su fuerza” Cuanto más lo intentes, mejor lo harás. Así que en lugar de preocuparte y de esperar aprobaciones ponte en marcha. 

En la vida necesitas a alguien que crea en ti, que te dé valor, que te ame y que quiera verte feliz. Pero como nadie va estar contigo para siempre, es bueno que ese alguien seas tú mismo. 


Pasamos demasiado tiempo pensando " si ", " pero ", " lo haré bien ", " haré daño”. Con mil dudas, miedos, temores...
Y mientras tanto, la vida se nos resbala.

Intenta saltar antes de que sea demasiado tarde, tal vez descubras que en vez de caer, aprendes a volar.

©Luhema 

viernes, 22 de junio de 2018

¿DESEOS?




¿Deseos? 

Agua y monedas símbolos de fecundidad y fortuna. 

Mañana se celebra la noche de San Juan, pero también es una noche de pedir deseos, y aunque me desvíe del tema voy a hablaros del porqué arrojamos monedas a las fuentes y pedimos deseos. Bien es sabido que cuando viajamos cumplimos con las tradiciones del lugar y por ejemplo en la ciudad de Roma es muy habitual ver a gran cantidad de turistas agolpados ante la Fontana di Trevi cumpliendo el ritual de echar la moneda de espaldas usando la mano derecha sobre el hombro izquierdo para, entre otros deseos, pedir volver a la ciudad del Amor. 

Esta leyenda urbana tiene su origen en una película de 1945 “Three coins in the fountain” en la se popularizó la Fontana di Trevi y cuyo tema principal fue cantado por el mismo Frank Sinatra. El filme va de tres chicas que lanzan una moneda a la fuente esperando que sus sueños se hagan realidad. 

Con una moneda para regresar a Roma 

Con dos monedas una chica conocerá a un italiano 

Con tres monedas una chica se casará con un italiano 

Pero la costumbre que también podríamos llamar superstición viene de varias vertientes, una de cuando se bebía en alguna fuente o manantial, porque las personas solían dejar algún tipo de ofrendas. 

Otra viene dada por una antigua tradición en la que se creía que el agua de un pozo, de una fuente, de una cueva, tenía propiedades curativas y se creía que en el interior de esos lugares habitaban elementales de la naturaleza o divinidades que mantenían el agua clara y con propiedades mágicas, y también estas deidades concedían deseos, por eso se creía que de alguna forma se debía ofrendar a los moradores o guardianes de aquellos lugares y que pertenecían al plano de lo sobrenatural. 

El pueblo Celta era uno de los que más ayudó a difundir este tipo de creencias, surgiendo entre sus costumbres la de lanzar una piedra en uno de esos pozos (o lugares con agua estancada) y ver cuántas burbujas brotaban o escuchar el ruido que hacía, dependiendo del número creían que les iría mejor o peor. 

Les pedían a las deidades deseos, pero siempre estaban relacionados con la salud (al menos en la antigüedad). 

Según como fueron pasando los siglos se fue afianzando esa tradición, pero al mismo tiempo se fue modificando: ya no solo se pedía por la salud sino que al abanico de deseos se le comenzó a unir peticiones para encontrar pareja, trabajo, ganar premios de azar… 

También se cambió el lanzar piedras a tirar monedas, aparte de que lo de las monedas se convirtió en todo un lucrativo negocio para muchos de esos sitios. Cabe destacar que en algunos lugares también se volvió una tradición el tirar alfileres. 

Y como dato curioso puedo decir que en la Fontana di Trevi se recogen los sueños y deseos de miles de personas por un valor de un millón y medio de euros anuales. Desde 2001 este dinero se dedica a Cáritas que lo invierte en obras de beneficencia para la ciudad. Pero según me ha llegado a partir de diciembre de 2018 irá a parar al ayuntamiento que se plantea qué uso solidario darle, ¿qué os parece? ¿Dónde irá el pago de nuestros deseos? 

De todas formas seguiremos cumpliendo con estas tradiciones, por si acaso se cumplen, porque por pedir deseos que no sea. 

¡Feliz Noche de San Juan a todos! 

©Luhema

.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...