MIS LIBROS

MIS LIBROS
PINCHA EN LA IMAGEN PARA SABER CÓMO CONSEGUIR LOS LIBROS DE LUHEMA

YO ESCRIBO, TÚ INTERPRETAS

YO ESCRIBO, TÚ INTERPRETAS

Escribe en el buscador aquello que te interese y pincha en "Buscar"




domingo, 18 de mayo de 2014

CAMINAR POR LA DENSIDAD


Cuánto me cuesta  sortear toda esta locura terráquea, todos esos estados emocionales repletos de tanta insensatez, la masividad porque sí, el  sinsentido,  la de falta de respeto por el otro,  las conversaciones repletas de palabras huecas, de emociones vacías, de apariencias, de condicionantes inoculados , envidias y celos.
Los hijos de las estrellas estamos en disonancia con esta densidad, “todos”, pero bueno, estamos aquí por y para algo,  por eso no nos sentimos con la obligación de ser devotos de nadie, ni de maestros, ni de gurús, ni   de nada, y menos aún de ningún “dios” sediento de emociones humanas.
Sentimos amor por este lugar, por la riqueza de la Tierra, por su ancestralidad, sentimos la necesidad de experimentar, de recordar, de vivenciar, de compartir, de no hacer acopio sino de fluir, de utilizar lo que se necesita. Ya no tenemos la necesidad de pasar por el aprendizaje de vivir amores opresivos, dependientes, dominantes, o  enrevesados, y tendemos a dejar la mente a un lado para hacernos maestros en el sentir. Amamos a los animales, a las plantas, a los seres vivos.
Nuestro vínculo con la familia es distinto, la amamos, sí, pero nos  desembarazamos lo antes posible de ella, cortamos el cordón umbilical, el que te conduce a repetir sus pautas de conducta, sus patrones de sufrimiento, eso ya lo vivimos, lo aprendimos, lo superamos, así que sin miedo, con valentía y seguridad andamos sobre nuestros pasos decididos a encontrarnos con la familia de luz aquí.
Meditamos conscientemente mientras estamos activos, caminamos por la tierra evitando  la densidad, amando a la madre naturaleza, escuchando el viento, bañándonos del Sol, de la luna, mirando a las estrellas… No somos unos románticos emocionales, no. Somos conscientes de nuestra procedencia, de nuestra senda, de nuestro destino y de la unicidad. No se nos entiende, bueno, quizá un poco, aunque como digo, qué difícil es caminar por la densidad comprendiendo, ya que muchas veces somos presa de lo que nos rodea.
©Luhema

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...