MIS LIBROS

MIS LIBROS
PINCHA EN LA IMAGEN PARA SABER CÓMO CONSEGUIR LOS LIBROS DE LUHEMA

YO ESCRIBO, TÚ INTERPRETAS

YO ESCRIBO, TÚ INTERPRETAS

Escribe en el buscador aquello que te interese y pincha en "Buscar"




martes, 26 de agosto de 2014

NADIE TE DICE QUE YA POSEES LA CAPACIDAD DE SER FELIZ



¿Qué te aporta felicidad?
Mucho hablamos de felicidad, de ser felices y la mayoría de veces asociamos la felicidad a lo externo, a cómo nos hace sentir tal  o cual cosa…  A que los tuyos gocen de salud, de trabajo, de amor, y según todo esto  la felicidad siempre penderá de un hilo finísimo que nos balanceará entre la dicha y la desdicha. La felicidad depende de tantas cosas  ¿verdad?  Quizá es un estado momentáneo del hombre, o quizá  forme parte de su naturaleza y como todo en la vida es cíclico, tiene sus fases. Hay muchos místicos que nos han hablado de la felicidad como un estado de consciencia.
 Yo te propongo una cosa: Un ejercicio para ejercitar lo que puede llevarte a sentirte mejor contigo mismo y por lo tanto a ser un poco más feliz.

Coge un papel y lápiz, anota en él dos personas que te hagan feliz.  Piensa… Pueden haber formado parte de tu vida, o puede que estén en tu círculo más próximo, amigos, familia etc…
Anota qué es lo que más te agrada  o te agradaba de ellos… sus virtudes, por ejemplo : Su amor por los animales ( y eso me hace feliz)
Su sonrisa aunque estuviera viviendo amargamente.
Sus ganas de superarse ante la adversidad.
La forma que tiene de tratarme o mirarme.
Su paciencia….
Y ahora recuerda tus momentos compartiendo eso… Date un tiempo, revívelo de nuevo. Con esto has aportado felicidad a tu vida que no depende más que de lo que sentías.

Pues bien todas esas cosas que admirabas  o admiras de las personas que te hacían o hacen feliz, son las virtudes que a ti te harán feliz, son todo aquello que tienes que potenciar para sentirte bien.  Son todo lo que tú tienes que desarrollar. Porque siempre vemos en el otro las virtudes que son hermosas, las que nos pueden llevar  hacia un estado de armonía y bienestar y las que tenemos que agrandar en nosotros.
Busca esas claves en ti. Te harán feliz, sin duda alguna.

Empatiza; aprende a ser feliz, y aprende a respetar a todas aquellas personas que también lo son, que son felices, que están viviendo momentos de felicidad. La felicidad ayuda a la gente a comprender la vida, a ser más humanos y dichosos. Hemos de aprender un lenguaje nuevo, porque hasta el momento “ser feliz” levantaba o sigue levantando   celos, envidias  y complicaciones  en las relaciones, y poco a poco hemos reprimido la felicidad para no padecer estos sufrimientos.  
Parece extraño, pero ser desdichado se ha convertido en algo extraordinario, pues es la forma de estar en la sociedad, que te quieran, que te cuiden y en cierto modo estimula la compasión de los demás (cosa que me parece tremendamente hipócrita)…
Parece ser, que ser feliz en los tiempos que corren sea un gran pecado, señores. 
Ser feliz es trasladarte a lo transcendental, ser feliz es vivir  fuera de tu ego y sólo así, siendo feliz,  podrá cambiar la sociedad y dejará de estar enferma.
Siempre que veas a alguien feliz, respétalo como si fuese sagrado, porque se ha encontrado a sí mismo.
La  felicidad  es una estrella fugaz que te deja una estela de dicha  para que brille eternamente en ti.

©Luhema

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...