MIS LIBROS

MIS LIBROS
PINCHA EN LA IMAGEN PARA SABER CÓMO CONSEGUIR LOS LIBROS DE LUHEMA

YO ESCRIBO, TÚ INTERPRETAS

YO ESCRIBO, TÚ INTERPRETAS

Escribe en el buscador aquello que te interese y pincha en "Buscar"




martes, 3 de marzo de 2015

EL LUGAR DONDE CONVERSO CON EL ALMA.

Quizá sea atrevido contarte esto porque es muy íntimo. Reflexioné mucho si hacerlo o no, porque todavía muchas personas se rigen por el cerebro más racional  (Izquierdo) y lo juzgan todo según su dogma de fe o su criterio sociocultural , y esto que relato puede parecerles fruto de una alucinación o algo similar. Lo cierto es que no tengo que justificarme  y  tengo los pies muy en la Tierra para poder hacer esto que hago de forma natural desde niña, “parece ser que no perdí el mapa de regreso”, pero  siempre lo he tenido silenciado hasta que  he llegado a comprender lo que vivía “allí”. Es una práctica en cierto modo chamánica, inducida por mi voluntad y  con plenas facultades. Las hay  en las  que se entra en un estado alterado de conciencia incitada por ciertas sustancias, sonidos, etc…, pero este no es el caso, así que comienzo a narrarte una de mis experiencias vivenciales.

EL LUGAR DONDE CONVERSO CON EL ALMA.
Hay un lugar al que voy cada vez que necesito conversar con mi alma, lo guardo en mi bolsillo, así que fíjate que poco espacio ocupa pero  lo inunda todo cuando lo extiendo, cuando lo despliego a mi alrededor.
Allí me siento, respiro conscientemente hasta que me siento liviana, dejo que el Sol me bañe, que descienda la luz dorada por completo, ese es para mí el vacío luminoso que  deja que mi dolor se evapore, que consigue que haga las paces con mis miedos para que estos me dejen tranquila. Silencio y entrega, esa es la clave.
Allí suelto lo que ya no me es necesario, lo entrego como una práctica resuelta y aprendida y, tomo nuevos caminos desconocidos que seguro están esperando para enseñarme cosas nuevas.  De nuevo silencio y entrega…Y   calmadamente contemplo los cambios del paisaje, elevo la mirada al cielo, me limpio de los sinsabores, dejo los mil ropajes de los que se viste el ser humano para poder sobrevivir  dentro de un mundo  de quimeras  y me siento libre por ese instante. Silencio y entrega. Porque el silencio es el conductor que atraviesa las puertas que nos conducen a otras dimensiones, porque entrega es dejar que el nagual te muestre. Silencio,  y entrega es lo que resuena en mí… Me hago consciente que estoy aquí, pero también “allí”… Expando el tiempo.
Tengo conexión con dos mundos…, me siento feliz…, sin fisuras, porque estoy en contacto con el espíritu que Yo Soy… , y entonces aparecen un par de águilas reales sobrevolando el cielo, trayendo un mensaje…,   porque ese lugar está hecho de vibraciones luminosas, de sentimiento que conforma la “otra” realidad. Allí no soy nada y lo soy todo, en ese espacio me vacío y me lleno leyendo historias de eternidad. Y cuando ya estoy llena de mí, regreso, no sin antes agradecer y honrar el lugar y el espacio. 
Es muy liberador marcharse sin moverse y sin que nadie sepa dónde estoy y, regresar con savia nueva.
No se trata de una experiencia abstracta, ni de un vuelo de imaginación, ni de una visualización, sino de un encuentro contigo mismo y tiene que ver con la voluntad de encuentro
Mente, miedo, orgullo, ambición,  ruido mundano, distracciones…, todo esto tiene que quedar atrás…
Ahora vuelvo a mirar en mi bolsillo y hay  plegado otro paisaje sagrado al que ir para volverme a encontrar con mi alma y que ella me hable. 
©Luhema


No hay comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...