MIS LIBROS

MIS LIBROS
PINCHA EN LA IMAGEN PARA SABER CÓMO CONSEGUIR LOS LIBROS DE LUHEMA

YO ESCRIBO, TÚ INTERPRETAS

YO ESCRIBO, TÚ INTERPRETAS

Escribe en el buscador aquello que te interese y pincha en "Buscar"




viernes, 18 de septiembre de 2015

BUENA ONDA

Buena onda.


Esta expresión “buena onda” la solemos utilizar cuando estamos con gente que nos hace sentir bien o también cuando estamos en algún espacio en el  que nos sentimos a gusto y ¿por qué “buena onda”?
La física cuántica nos habla de ondas y de partículas por las que se mueve todo un campo electromagnético. Nosotros percibimos ese campo vibracional que nos alcanza y que choca por decirlo de forma sencilla con el nuestro, de ahí que percibimos esa “conmoción  en la fuerza” , ¿Os suena?... Seguro que sí. La luz es a la vez onda (electromagnética) y partícula (el fotón, o cuanto de energía, como postuló Einstein). Así que si le buscamos una explicación científica aquí la podemos encontrar, en la mecánica cuántica, porque no nos olvidemos, nosotros somos luz vibrando en diferentes frecuencias.
Pero, ¿por qué nos sentimos bien con determinadas personas y con otras no, por mucho que nos esforcemos?
La gente de buena onda es aquella 
que se atreve a sentir y se permite equivocarse, 
porque los sentimientos los conectan con la vida

Aquí entran muchos factores a tener en cuenta, nuestro estado de ánimo, la idea preconcebida que nos hemos forjado de esa o esas personas, nuestra incapacidad o capacidad de ser flexibles, nuestras convicciones morales, éticas  y prejuicios que tenemos, las afinidades, la empatía , y por supuesto ese choque vibracional del que antes os he hablado.
Lo que mostramos al mundo es más importante de lo que nos creemos.  Consideramos que nuestros pensamientos y sentimientos no los perciben los demás, pero todo co-crea , nada está desvinculado, nuestras experiencias vitales con toda nuestra carga emocional no liberada  y lo que somos  en todo su esplendor, en todo nuestro universo de sensaciones emana al exterior como un efluvio que se convierte en ondas, en partículas …,y las personas con las que nos relacionamos perciben esta sutileza bien, en forma de “buena onda o mala onda” cuando topa o interactúa con su campo electromagnético.

El ser humano se mueve entre  diferentes ondas de forma según es o está su estado emocional, mental y espiritual. Las personas que sentimos más afinidad unas con otras, estamos más próximos dentro de esa longitud de onda, por lo que tenemos más que compartir, por ejemplo, aficiones, temas que nos interesan, motivaciones parejas, experiencias y vivencias etc…, porque lo afín atrae a lo afín.
En cambio con las personas que nos podemos sentir distantes, e inclusive que nos producen malestar, es porque en  el espacio- tiempo de nuestro encuentro,  las ondas, o vibraciones que emitimos, están más separadas entre sí; en otra longitud de onda, por lo que no se tiene afinidad, nada en común  y parece se seamos mundos distantes que nada tienen que ver,  por lo que no podemos sentirnos del mismo modo cuando estamos con estas personas, a no ser que se haga un esfuerzo de acercamiento, sinceridad y amor que nos acerque desde el plano espiritual al físico.
¿Verdad que hay personas con las que estamos que tan sólo con su presencia nos iluminan, nos sentimos bien, calmadas, o más contentos?
¿Verdad que hay personas que nos dan seguridad, nos impulsan a seguir adelante, nos inspiran?
¿Qué ocurre, por qué sucede esto?
Sin duda alguna esa buena onda la percibimos  porque ellos son la respuesta a lo que tenemos que potenciar y que también está en nosotros. 
Esta es la versión opuesta de los vampiros energéticos de los que ya os he hablado en otras ocasiones, estas personas con buena onda, son aquellas que se muestran tal y conforme son sin ocultar su esencia y eso es un plus de autenticidad, estas personas emiten frecuencias neutras por lo tanto no nos desestabilizan, pueden gustar  o no, pero esta energía se muestra de esta forma y tiene este impacto de neutralidad en nosotros. 

La buena onda la percibimos  porque ellos 
son la respuesta 
a lo que tenemos que potenciar 
y que también está en nosotros.


La gente con buen onda y que aporta un plus de energía y luz  a todo lo que le rodea, es aquella que expone sin esfuerzo la calidad humana sin pretensiones, que sabe respetar y delimitar nunca mejor dicho los límites para vivir en armonía, aceptando y valorando las cosas sencillas de la vida. Es la gente que respira naturalidad, que te acepta como eres, que se alegra de lo que te pasa, que sabe estar en los momentos difíciles, es la gente que sonríe porque sabe que la vida es bella a pesar de los pesares.
La gente de buena onda es aquella que se atreve a sentir y se permite equivocarse, porque los sentimientos los conectan con la vida…, en definitiva, ya sabéis vosotros más que nadie lo que os produce este estado de bienestar y lo que sentís con gente que emite esa "buena onda, energía positiva", de la que hoy os he hablado. Así que este artículo, muy resumido va para todos vosotros y vosotras , “gente de buena onda”.

©Luhema 

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...