MIS LIBROS

MIS LIBROS
PINCHA EN LA IMAGEN PARA SABER CÓMO CONSEGUIR LOS LIBROS DE LUHEMA

YO ESCRIBO, TÚ INTERPRETAS

YO ESCRIBO, TÚ INTERPRETAS

Escribe en el buscador aquello que te interese y pincha en "Buscar"




viernes, 22 de junio de 2018

¿DESEOS?




¿Deseos? 

Agua y monedas símbolos de fecundidad y fortuna. 

Mañana se celebra la noche de San Juan, pero también es una noche de pedir deseos, y aunque me desvíe del tema voy a hablaros del porqué arrojamos monedas a las fuentes y pedimos deseos. Bien es sabido que cuando viajamos cumplimos con las tradiciones del lugar y por ejemplo en la ciudad de Roma es muy habitual ver a gran cantidad de turistas agolpados ante la Fontana di Trevi cumpliendo el ritual de echar la moneda de espaldas usando la mano derecha sobre el hombro izquierdo para, entre otros deseos, pedir volver a la ciudad del Amor. 

Esta leyenda urbana tiene su origen en una película de 1945 “Three coins in the fountain” en la se popularizó la Fontana di Trevi y cuyo tema principal fue cantado por el mismo Frank Sinatra. El filme va de tres chicas que lanzan una moneda a la fuente esperando que sus sueños se hagan realidad. 

Con una moneda para regresar a Roma 

Con dos monedas una chica conocerá a un italiano 

Con tres monedas una chica se casará con un italiano 

Pero la costumbre que también podríamos llamar superstición viene de varias vertientes, una de cuando se bebía en alguna fuente o manantial, porque las personas solían dejar algún tipo de ofrendas. 

Otra viene dada por una antigua tradición en la que se creía que el agua de un pozo, de una fuente, de una cueva, tenía propiedades curativas y se creía que en el interior de esos lugares habitaban elementales de la naturaleza o divinidades que mantenían el agua clara y con propiedades mágicas, y también estas deidades concedían deseos, por eso se creía que de alguna forma se debía ofrendar a los moradores o guardianes de aquellos lugares y que pertenecían al plano de lo sobrenatural. 

El pueblo Celta era uno de los que más ayudó a difundir este tipo de creencias, surgiendo entre sus costumbres la de lanzar una piedra en uno de esos pozos (o lugares con agua estancada) y ver cuántas burbujas brotaban o escuchar el ruido que hacía, dependiendo del número creían que les iría mejor o peor. 

Les pedían a las deidades deseos, pero siempre estaban relacionados con la salud (al menos en la antigüedad). 

Según como fueron pasando los siglos se fue afianzando esa tradición, pero al mismo tiempo se fue modificando: ya no solo se pedía por la salud sino que al abanico de deseos se le comenzó a unir peticiones para encontrar pareja, trabajo, ganar premios de azar… 

También se cambió el lanzar piedras a tirar monedas, aparte de que lo de las monedas se convirtió en todo un lucrativo negocio para muchos de esos sitios. Cabe destacar que en algunos lugares también se volvió una tradición el tirar alfileres. 

Y como dato curioso puedo decir que en la Fontana di Trevi se recogen los sueños y deseos de miles de personas por un valor de un millón y medio de euros anuales. Desde 2001 este dinero se dedica a Cáritas que lo invierte en obras de beneficencia para la ciudad. Pero según me ha llegado a partir de diciembre de 2018 irá a parar al ayuntamiento que se plantea qué uso solidario darle, ¿qué os parece? ¿Dónde irá el pago de nuestros deseos? 

De todas formas seguiremos cumpliendo con estas tradiciones, por si acaso se cumplen, porque por pedir deseos que no sea. 

¡Feliz Noche de San Juan a todos! 

©Luhema

.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...