ENTRADA DESTACADA

A LOS SENSIBLES...

¿LA ABRIMOS?

 



¿LA ABRIMOS?




Como ya os dije, cuando veo una puerta que tiene algo especial; geometría, colores, grabados…, me atrae. Y es que las puertas tienen su aquél. Un tanto mágico, un tanto misterioso e incluso inquietante. Porque las puertas son el umbral de algo que guardan y, tras la puerta, lo desconocido. También he de decir que una puerta cerrada me turba, pero una entreabierta es más poderosa para la psique porque ahí residen muchas sospechas inimaginables.

Voy a tirar de refrán, en concreto de este; cuando una puerta se cierra otra se abre. ¿Será cierto? Quizá sí, aunque si se cierra una puerta que no nos aportó felicidad, (se termina un ciclo de vida, en el trabajo, en la familia, en la pareja) suele decirse que se abrirá otra puerta haciendo un alegato de correspondencia hacia la esperanza. Lo que ocurre es que a veces, no podemos ver la nueva oportunidad, o la puerta entreabierta que está ante nuestras narices porque nos pasamos gran parte del tiempo lamentando el portazo de infelicidad o desconsuelo.

También se dice que, si la puerta no se abre, es porque no es tu camino. Y con esta frase no estoy muy de acuerdo, porque quizá tan solo esté un poco atrancada.

En la vida se nos presentan infinidad de puertas por las que podemos acceder a la felicidad, y no se trata de saber escoger cuál de ellas abrir, sino que una vez tomada la decisión disfrutemos, aprendamos y sin duda alguna también sepamos cerrarlas, porque ninguna de ellas contiene la felicidad permanente o la solución a nuestros problemas.

Esotéricamente, y el significado que tiene una puerta me motiva más aún es, que representan el lugar de paso entre dos estados, entre dos mundos, entre lo conocido y lo desconocido, entre la luz y las tinieblas.

Según Juan -Eduardo Cirlot, la puerta es un símbolo psicoanalítico femenino que alude al significado del agujero, de lo que permite el paso. Es consecuentemente, contrario al muro. Es el tránsito, pero también, las puertas, parecen ligadas a la idea de casa, la patria. En la antigua Escandinavia los exiliados se llevaban las puertas de su casa; en algún caso las lanzaban al mar y abordaban en el lugar donde las puertas encallaban; así se fundó Reykjavik en 874.

Si no nos atrevemos a cruzar la puerta que se nos muestra ante nosotros, nunca sabremos lo que hay detrás, y yo como soy muy curiosa, aunque no dejo de temer, oso y siempre escudriño. Por mí no queda.

Bueno en un tono jocoso y un poco sarcástico he querido hacer alusión breve al significado que pueden tener las puertas… ¿Cruzamos la puerta? Ya lo hicimos al venir aquí.

© Luhema

Puerta de una casa en el museo de Dubai, ubicado en el fuerte Al Fahidi,
Puerta de una casa en el museo de Dubai, ubicado en el fuerte Al Fahidi,


Esta foto, la hice en Khasab, Omán. Lo cierto es que veo en las puertas una magia especial. Y en esta hay esculpida geometría Sagrada que le confiere todavía  un mensaje más profundo . Aquí sentí que el pasado  es una interpretación y que el futuro habita en la ilusión.  El mundo no se mueve a través del tiempo como si fuera una línea recta, pasando del pasado al futuro.  El tiempo se mueve a través y dentro de nosotros, en espirales interminables, y que Dios utiliza el lenguaje de la geometría para que podamos desarrollar nuestra sabiduría del corazón. LUHEMA.
Esta foto, la hice en Khasab, Omán. Lo cierto es que veo en las puertas una magia especial. Y en esta hay esculpida geometría Sagrada que le confiere todavía  un mensaje más profundo . Aquí sentí que el pasado  es una interpretación y que el futuro habita en la ilusión.  El mundo no se mueve a través del tiempo como si fuera una línea recta, pasando del pasado al futuro.  El tiempo se mueve a través y dentro de nosotros, en espirales interminables, y que Dios utiliza el lenguaje de la geometría para que podamos desarrollar nuestra sabiduría del corazón. LUHEMA.



FOTO HECHA EN TUNICIA
FOTO HECHA EN TUNICIA

 Ver más fotos En facebook

Comentarios