ENTRADA DESTACADA

P.A.S. PERSONAS ALTAMENTE SENSIBLES EN ESTOS TIEMPOS DE CORONAVIRUS

 


P.A.S.

PERSONAS ALTAMENTE SENSIBLES EN ESTOS TIEMPOS DE CORONAVIRUS

Durante todo este tiempo de confinamiento el ser humano ha sacado lo mejor de sí mismo, pero lo peor también. Ahora no paramos de preguntarnos qué estamos haciendo mal…, porque algo estamos haciendo mal. Si no, no se explica este nuevo rebrote que entre otras cosas nos está haciendo que nos replanteemos nuestro comportamiento. Y hablo de la tolerancia. Esta pandemia nos está escociendo, nos ha quitado la libertad; libertad para celebrar con amigos y familiares, libertad para besarnos, para abrazarnos… para viajar, en fin, ya lo sabes, no hace falta que te lo cuente, y eso nos está escociendo y poniendo en unos límites extremos, de ahí que la tolerancia o más bien la intolerancia brote como un sarpullido.

 Por un lado, nosotros que lo hacemos todo bien, la distancia de seguridad, la mascarilla, el lavado de manos, nos fijamos en lo negativo, en las personas que vemos que incumplen alguna de estas normas dispuestas por la sanidad para combatir esta pandemia, nos indignamos, no comprendemos porqué hay “gente” que se comporta como si nada, sin pensar en los demás, nos decepcionamos por la falta de responsabilidad  y nos sentimos fatal por ello. Somos las personas altamente sensibles las que caemos en un estadio muy negativo pensando en todo esto y en lo que vemos y sentimos, pero debemos comprender que no todos estamos en el mismo nivel evolutivo, no todos piensan igual que tú, no todos pueden aceptar esta nueva realidad porque les aterra no socializar, les aterra no poder seguir disfrutando de los estímulos externos a los que estaban acostumbrados.

¡Cómo nos está poniendo a prueba esta situación!   La empatía, el egoísmo, la tolerancia, la intolerancia, el juicio, la moral, la sociabilidad, el mundo interior, nuestros valores, el orgullo, la desesperación, el miedo, la rabia, la indignación, la pobreza, la economía, la política, la fe, … todo en jaque, todo puesto a prueba en esta sociedad….  Y sí, el confinamiento ha sido muy duro para todos, pero pensemos que es un momento especialmente propicio para meditar y para reconocer todo lo que está sucediendo fuera de ti, pero también lo que está sucediendo dentro de ti. Cómo te sientes, qué emociones se disparan y qué podemos aportar para que este mundo sea más humano.

Sembrar consciencia para cambiar las cosas desde tu pequeño entorno… sin más pretensiones es una de las características que no debemos olvidar las personas altamente sensibles como tú. Piensa que detrás de cada comportamiento incívico hay una rebeldía no resuelta que grita. El coronavirus, desgraciadamente ha dado un vuelco a nuestras vidas a la salud, y también a nuestras conciencias, a nuestra responsabilidad con nosotros mismos y con los demás… Responsabilicémonos de nuestros pensamientos, de nuestras acciones, de nuestra forma de vivir ahora en estos momentos, para que las aguas bravas se calmen y podamos ver hacia donde nos dirigimos. Actuemos todos con sensatez y con corazón.

 ©Luhema

Comentarios