ENTRADA DESTACADA

PIEDRA DE ODÍN. O PIEDRA DE BRUJA.

 

PIEDRA DE ODÍN.  O PIEDRA DE BRUJA.


Una piedra  de bruja o piedra de Odín, es una roca de cualquier tipo que tiene un agujero natural a través de ella, causada por una corriente de agua.

Poseen una poderosa influencia mágica para protegerse de brujerías, ya que la creencia es que la magia no puede trabajar sobre el agua que fluye, y ya que estas piedras se formaron por acción de la corriente del agua.
Este poder protector mantiene a la persona que la posee a salvo de acciones negativas, envidias, hechizos o rituales cometidos contra ella. Sin embargo, realmente esto no es lo que se cuenta en el mundo feérico. En ese otro mundo invisible para la gran mayoría de los humanos se dice que, estas piedras están tocadas por el dedo de Dios y que ellas son las que eligen a aquellos humanos que se sienten lo suficientemente vivos y despiertos como para descubrirlas y merecer ser acompañados por ellas.
Las leyendas feéricas también cuentan que las piedras de bruja están llenas de magia, portan la magia más antigua que existe, ellas se acercan a las personas que las necesitan justo cuando éstas están preparadas para sentir esa magia y abrirse a la intuición y la clarividencia.
Si se encuentras de manera casual, en un paseo, sin tener la intención de buscarla o encontrarla, es más eficaz, pero no deja de ser efectiva si la buscas a propósito.
Lo importante es que tengas en tu poder una piedra bruja con su agujero (no necesariamente tiene que estar en el centro de la piedra el hueco) y utilizarla, protegerse de brujerías y otros males.

Sus usos son muchos, puedes emplearla, por ejemplo:

  .Siempre debe atarse con una cuerda, cinta o lana de color ROJO

· Como amuleto en collares. 

· Colgado en puertas de establos para proteger a los animales de granja. 

· Colgada sobre la cama, como un cazador de sueños para capturar y evitar pesadillas. 

· Sobre el estómago por la noche para aliviar dolencias estomacales. 

· Una costumbre árabe indicaba que atar una piedra de bruja alrededor del cuello de camellos jóvenes servía para protegerse de los malos espíritus y el mal de ojo. 

· Se la suele utilizar atada en la cubierta de los barcos para mantenerlos a salvo cuando están en el mar. 

· Se la utiliza sobre una persona para obligarla a decir la verdad. 

· Una vieja creencia asegura que el portador puede ver por su orificio el mundo de las hadas y los duendes y ser resguardado de sus encantos. 

· Aquellas piedras que son grandes, se utilizan como “protección del tiempo” atando una cuerda al agujero y girándola con fuerza sobre la cabeza como una hélice para disipar los vientos, las nubes de lluvia, la nieve o las tormentas. 

· Como piedras de deseos: Si la colocamos en la palma de la mano no dominante, y se frota con el pulgar de la mano dominante (es decir tu mano más hábil), en sentido horario, mientras te concentras en la intención del deseo. 

· Las Piedras de brujas también se pueden usar como un portal; esta puerta se puede utilizar para invitar a ciertas energías positivas a tu vida o despedir influencias negativas que afecten a tu realidad cotidiana. Aunque se debe tener mucho cuidado al abrir un portal en ambos sentidos. Todo lo que se necesita es la mentalidad adecuada para el uso de estas piedras y su poder mágico. 

· También se han utilizado para el trabajo de sanación, frotando en el cuerpo de la persona afectada para limpiar la enfermedad. Si nos frotamos con la piedra bruja en el agua, nos protegeremos contra hechizos y también será bueno para sanar las dolencias físicas.

©Luhema













 

 

 

 

 

Comentarios